Opinión

Guerra interna en el PRI

OJO INDISCRETO

Por  Tomás Chávez

Guerra interna en el PRI(EL DEBATE)

Guerra interna en el PRI | EL DEBATE

En la medida que se acerca el inicio formal de las campañas electorales se recrudece la guerra interna que libran los grupos priistas por alzarse con las candidaturas a gobernador, a las alcaldías y a las diputaciones federales y locales. La disidencia exige mayor liderazgo y firmeza de convicciones en el partido; sin embargo, la mayoría saben que no pueden ganar solos la elección.

El fin de semana, el exalcalde de Badiraguato le puso el cascabel al gato y de manera directa exige la renuncia el presidente estatal del partido, Jesús Valdés, porque no puede ser juez y parte, tener aspiraciones a ser candidato a la gubernatura y dirigir al partido, pero además sienten que se están recargando mucho a favor del morenismo.  

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

El aún secretario de Pesca, Sergio Torres, quien a la vez anda en plena precampaña intentando crear una gran alianza con dirigentes de otros partidos, en especial con el PAN y MC, también critica fuerte a Jesús Valdés, porque no deja que el tricolor se desarrolle a plenitud y recomienda encabezar las causas de la población. No anda solo con grilla y politiquería.  

Se menciona que Jesús Valdés podría entregar pronto las riendas del partido a Martha Tamayo, pero el relevo se está retrasando, posiblemente porque esperan que ya salga con una candidatura en la bolsa.  

Entre algunos grupos priistas también hay desespero y se lanzan incluso a criticar el pragmatismo del gobernador Quirino Ordaz, asegurando que tiene pacto con el presidente Andrés Manuel López Obrador para entregar el estado a Morena, “sin disparar un solo cartucho”, pero no toman en cuenta que las leyes han cambiado y que ahora las autoridades no pueden andar abiertamente en campaña.  

Aparte el priismo está muy dividido por corrientes de poder, como el caso del malovismo que tiene mucho control político en Ahome; de Gerardo Vargas, que cuenta con redes de El Trébol o de la Fundación con Valores, en todos los municipios del estado; del exgobernador Juan Millán, a quien muchos todavía acuden a pedirle asesoría y apoyo antes de empezar a moverse.  

Los funcionarios de primer nivel del gabinete son los mejor posicionados ante la opinión pública, rumbo al 2021 y ellos no andan armando revueltas, saben que hay que esperar, que aún no es tiempo de lanzarse al escenario electoral, porque tendrían que separarse de sus puestos, con o sin el visto bueno del gobernador y entonces podrían enfrentar una realidad más difícil. Veremos si logran sofocar estos conatos de rebeliones.  

Popurrí. Con el machete en la mano sale el diputado priista Faustino Hernández, de su confinamiento después de padecer covid, y de inmediato se lanza contra el proyecto de presupuesto del gobierno federal, el cual considera que es lesivo para el campo y luego de participar en una reunión con dirigentes de organizaciones y con el secretario de Agricultura, Manuel Tarriba, anuncia que buscará una reunión con todos los diputados federales.

Lo más importante para los productores son los apoyos a la comercialización, pero también buscan que los apoyen con el seguro catastrófico. A ver si no topa con pared. 

 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo