Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Hasta entonces tendrá paz

SAPIENZA

Si nos atenemos a lo profetizado sobre la paz en Medio Oriente, no será sino previo a la Batalla de Armagedón que Israel gozará de tres años y medio de paz. Dada la fragilidad de la situación que prevalece en la región es difícil aventurarse a vaticinar los detalles sin incurrir en un error. Israel ha estado dispuesto a negociar una paz aun a cambio de tierras, pero son los pueblos árabes los que se han negado a sentarse a la mesa de negociaciones. La situación, aunque difícil, no ha sido apremiante para Israel, que pese a lo reducido de su territorio y su escasa población, ha podido mantener a los grupos terroristas a raya debido a su bien entrenado ejército y al apoyo, principalmente de Estados Unidos. Pero debido a su cambiante situación económica y a la dependencia del petróleo árabe, Estados Unidos muy bien pudiera ser forzado a retirar su apoyo al pueblo judío. En un caso así, Israel tendría que valerse por sí solo frente a una población musulmana que supera la suya por cientos de millones de personas. La situación de guerra que vive Israel desde su fundación en 1948 ha llevado a su gobierno a distraer muchísimos recursos para destinarlos a cuestiones militares, con lo cual se han descuidado apoyos sociales para ayudar a muchos judíos que regresan de todas partes del mundo a la tierra de sus ancestros. Llegan con muchas necesidades dadas las condiciones en que abandonan los lugares en que viven, a veces huyendo de regímenes tiránicos, otras aprovechando el fugaz momento que tienen de regresar a una tierra que llaman suya. Por otra parte, están el creciente antisemitismo y la presión de las naciones, que ante la conveniencia de congraciarse con las naciones árabes y musulmanas para tener acceso a su petróleo, han tomado partido con ellas en busca de un arreglo que ciertamente no es equitativo para Israel. Son especulaciones, pero ante un Israel aislado, lo que no es del todo descabellado, tal vez acceda a deponer las armas a cambio de una paz que ignora sólo durará tres años y medio. No se sabe cuáles serían las condiciones que aceptarían las naciones árabes para llegar a ese tratado de paz pero de acuerdo al texto profético, se llegará a ella. Aunque ahora parece lejana, los hechos dicen que la paz puede estar a pocos años de distancia. Pero será el preludio de la peor de las guerras: Armagedón.