Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Hasta luego, Liberato

HOY EN LA HISTORIA

Llegaba el mes de septiembre de 1962. Los estudiantes de la Escuela Secundaria Federal Insurgentes, de la ciudad de Guasave, nos disponíamos a continuar nuestros estudios. Al iniciar el ciclo escolar un mundo de muchachos cruzaban el pequeño puente del canalito para ingresar al flamante edificio de nuestra amada institución. Enrique, el dueño de una pequeña tiendita, situada metros antes del puentecito, nos miraba con alegría. Lo mismo el paletero, siempre recargado en su carrito, con un pie sobre una de las llantas.

Perdido en medio de aquel mundo de muchachos, un jovencito llegaba alegre, con la ilusión de continuar sus estudios. Miraba para todos lados, asombrado. Encaminé mis pasos al tercer año Yanga para saludar a mis compañeros de los dos años anteriores, en tanto aquel muchachito, dos o tres años menor que yo, buscaba su salón de clases de primer año. Con el paso de los días nos encontramos porque ambos éramos adictos a la lectura y frecuentábamos la biblioteca. Para entonces ya trabajaba yo como locutor en la XEGS. Años después me dijo que él y sus compañeros me admiraban porque era amigo y compañero de José "Chitole" Torres, el locutor más carismático que jamás haya conocido, ídolo de todo el norte del estado.

El jovencito aquel terminó la secundaria y marchó a Culiacán. Se convirtió en un ícono de la Universidad Autónoma de Sinaloa, por su carisma de líder estudiantil. Inspirado y convencido por él en 1972 dejé la radio y marché a Culiacán para estudiar su misma carrera: economía.

Hasta pronto, Liberato Terán Olguín.

[email protected] historianews.com.mx