Opinión

Crisis en el gabinete de López Obrador

CUARTEL POLÍTICO

Por  Héctor Ponce

La renuncia de Germán Martínez a la dirección general del IMSS representa el golpe político más fuerte que ha recibido el presidente Andrés Manuel López Obrador durante los primeros meses de su Gobierno. Sin duda, sacude el gabinete y deja en evidencia las malas prácticas en Hacienda.

Además, uno de los más afectados será su senador suplente, Pedro Haces, que es actualmente dirigente nacional del Catem, filial de Morena. Por cierto, este personaje es muy conocido en Sinaloa.

El senador con licencia de Morena hizo pública su renuncia con una carta demoledora, ahí acusa que los funcionarios de la Secretaría de Hacienda tienen una injerencia perniciosa en el Seguro Social, lo que pone en riesgo la vocación igualitaria, justicia y de prestación de servicios de salud que tiene la Institución.

Lo que es realmente alarmante son los datos que revela Germán Martínez, evidencia que el rezago de infraestructura es brutal, durante el Gobierno de López Obrador está en 0 por ciento el avance de obras y pago a proveedores. Toma mayor fuerza porque lo dice uno de los personajes clave en la campaña de AMLO y Morena en la pasada elección.

Otro dato escalofriante es que señala que, a pesar de que el abasto de medicamento está garantizado, es precario y en algunos lugares pende de un hilo. Remató la poderosa carta de renuncia señalando que de todas las omisiones se ha dado aviso a las autoridades correspondientes.

Queda claro que Germán Martínez renuncia a la dirección general de IMSS por congruencia, para protegerse y porque no quiso ser cómplice de las omisiones en una institución tan sensible que atiende lo más prioritario e importante de los mexicanos: la salud.

El Gobierno federal recibió una tremenda bofetada con guante blanco, y seguramente Germán Martínez regresará a su escaño en el Senado de la República y será un crítico feroz.

De entrada, el senador de la República ya anunció que llamará a comparecer al secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, por la renuncia del director del IMSS por intromisión, es público que se prendió la alerta en la Cámara alta, se aproxima una crisis en el gabinete de AMLO.

Atención. El gobernador Quirino Ordaz Coppel arrancó una de las obras con más impacto social y necesarias en Mazatlán, los trabajos de revestimiento del arroyo de Urías de cerca de dos kilómetros, que tendrá una inversión de alrededor de 100 millones de pesos.

Esta obra era prioritaria porque vendrá a terminar con los problemas de inundaciones que afectan directamente a seis colonias populares de la Urías. Además, ayudará a erradicar los problemas de salud pública que ocasionan los encharcamientos ocasionados durante la temporada de lluvias.

También durante la gira en Mazatlán el mandatario puso en marcha la construcción del nuevo plantel 37 del Cobaes, que iniciará con una matrícula de 200 estudiantes en el popular sector de Villas del Sol en Mazatlán. Estuvo acompañado por el director general de Cobaes, Sergio Mario Arredondo, a quien se le ha visto muy cercano.

Reconocimiento. Hablando de Mazatlán, el puerto se perfila para ser nombrado por la Unesco como parte de la Red de Ciudades Creativas, convirtiéndose en la segunda ciudad del país con esa importante distinción, actualmente solo lo tiene Ensenada.

Este será un importantísimo reconocimiento a la gastronomía de Mazatlán y será de los grandes pasos que se han dado después del Tianguis Turístico. Asimismo, Quirino Ordaz destacó “en Mazatlán hay una gran tradición en música de banda, así como en ópera y danza, hasta formas de cultura popular muy ligadas al mar y sus productos, sin dejar de lado la tradición gastronómica”. Pendientes.

Memoria política. “El tiempo nos conduce —siempre— adonde no queremos ir. Amemos el tiempo”: Simone Weil.