Selecciona tu región
Opinión

La Consulta Popular no levanta

CUARTEL POLÍTICO

Por Héctor Ponce

-

Algo no anda bien en la Consulta Popular contra los expresidentes de la República que se realizará el próximo primero de agosto, así quedó en evidencia el día de ayer porque el mandatario nacional, Andrés Manuel López Obrador, salió en su conferencia mañanera a invitar a que la ciudadanía participe y se quejó de la poca difusión del INE. Seguramente los números no le van a dar y proyectan una baja participación, así que el presidente López Obrador salió fuerte contra los consejeros del INE, a quienes señala que no están en programas de radio o televisión promocionándola; además, criticó a los líderes de opinión y expertos del tema como Woldenberg y Krauze por hablar en contra. Para empezar, la pregunta no es nada atractiva, al contrario, es sumamente enredosa y técnica. En ningún momento menciona a los expresidentes, así que la promoción no tiene impacto. De los periodistas y líderes de opinión que descalifica constantemente, definitivamente no tendrá respaldo. 

Leer más: ¡Espiaban a AMLO: hoy fisgonean para AMLO!

Por cierto, el día de ayer, en su cuenta oficial de Twitter, Enrique Krauze le contestó a López Obrador diciendo: “Me reclama el presidente no haber hecho llamados a la consulta. Mi posición es clara: el cumplimiento de la ley no se consulta”. Mientras que el exconsejero presidente del entonces IFE, José Woldenberg, adelantó que no participará en la Consulta Popular porque dice que no tiene pies ni cabeza y degrada la democracia y las instituciones. Aclaró que no es útil, salvo para aquellos que quieren desatar una campaña de linchamiento. Por otra parte, en estados como Sinaloa, que se encuentra en semáforo rojo y está desbordado de casos de covid, lo que menos ocupa la ciudadanía es salir a votar de manera masiva; al contrario, el llamado debería ser quedarse en casa para protegerse y bajar los contagios. Así que, de entrada, en Sinaloa la participación en la Consulta Popular pinta para que sea baja, primero, porque no hay condiciones por el grave problema de salud y, segundo, porque no se ha visto una intensa promoción de las instituciones electorales y no han levantado interés. Hay que decir que la publicidad de la papeleta rosa con la pregunta larguísima y muy técnica que no dice nada claro, no tiene ningún impacto, lo único destacable han sido las lonas que ha promocionado Morena con la foto de los expresidentes y el llamado de votar para llevarlos a juicio. A nadie le debe caber duda, será arrollador el “sí” para llevar a juicio a los expresidentes, pero definitivamente la fecha no es buena, la estrategia no ha sido acertada y los tiempos en plena tercera ola de covid no son los adecuados. Con todo esto en contra, definitivamente el presidente López Obrador debe estar molesto porque el panorama no es bueno para la Consulta Popular. La estructura de Morena y sus simpatizantes, al parecer, no serán suficientes para mostrar una arrolladora ola en contra de los expresidentes del PRI y PAN.

Leer más: Los otros datos de la pandemia (II)

Lo positivo para el presidente López Obrador es en lo político, está poniendo todos los reflectores en los actos de corrupción de los pasados Gobiernos, recordando todo lo malo que hicieron, pero de la actual Administración federal, las crisis de salud y económica, nadie se acuerda. Muy atentos, porque es ganar-ganar, aún con una baja participación.

Memoria política. “No debes quejarte de la nieve en el tejado de tu vecino cuando también cubre el umbral de tu casa”: Confucio.

Síguenos en
Más sobre este tema