Opinión

Morena pierde la mayoría

CUARTEL POLÍTICO

Por  Héctor Ponce

El día de ayer la coordinadora de la bancada de Morena, Graciela Domínguez Nava, perdió la mayoría en el Congreso de Sinaloa. Fue derrotada, solo logró 18 votos a favor y tuvieron 20 en contra para que no se aprobaran los matrimonios igualitarios, no hicieron historia.

Definitivamente no entregará buenas cuentas, no pudo sacar uno de los temas más importantes de la agenda legislativa de su partido y una de las grandes promesas de campaña. No hay justificación, Morena tiene 23 diputados y cuatro aliados, solamente necesitaban 21 votos, pero apenas logró 18.

Desde el pasado mes de marzo adelantábamos que la bancada de Morena estaba dividida y en crisis, la fractura viene por la falta de liderazgo y de oficio político de la coordinadora que está restando en lugar de sumar. Es insostenible.

En la entrega del 10 de marzo lanzamos la pregunta de cómo quedaría el tablero en la próxima votación polémica, ahí se adelantaba que la oposición ya estaría sumando 21 diputados en contra de la bancada de Domínguez Nava, señalábamos posibles 12 de partidos contrarios y nueve aliados. Señalamos: “la mayoría estaría en riesgo”. ¿Qué creen? Tres meses después ya perdió la mayoría.

Lo comentamos de esta manera porque un tema de derechos fue politizado, se convirtió en una disputa de grupos políticos. El día de ayer el Congreso del Estado era un coliseo con grupos a favor y en contra, los de colores contra los blancos, manifestándose y lanzándose consignas. Dos personas se encararon y estuvieron al borde de los golpes. Al final se calmaron los ánimos.

El resultado fue inesperado y sorpresivo, la poderosa bancada de Morena fue derrotada en su propia cancha y con sus reglas. Era lógico que el PAN, PRI y partidos de oposición votarían en contra, pero los aliados y diputados morenistas fueron la diferencia.

Sin duda, un golpe devastador que en cualquier otra legislatura ameritaba la destitución del coordinador de la bancada. Al final se politizó un tema sensible y la derrota viene de adentro de Morena.

En Morena deben hacer autocrítica, en lugar de lanzar amenazas de expulsiones. Necesitan analizar qué han hecho mal, en menos de un año perdieron tres aliados de la coalición Juntos

Haremos Historia y seis diputados de su mismo partido. Por algo será.

La próxima votación polémica serán las cuentas públicas. Si Morena continúa igual y sin liderazgo ya no serán 20 votos en su contra, sino 21. Les urgen cambios.

Por su parte, la oposición se continúa fortaleciendo. Ayer se vio al coordinador del PAN, Jorge Villalobos, como el gran respaldo de su partido y de grupos de derecha, les cumplió al no aprobar los matrimonios igualitarios. En su discurso defendió a su grupo y llegó a sus simpatizantes, se perfila seriamente para el 2021.

También el coordinador del PRI, Sergio Jacobo Gutiérrez, entregará buenas cuentas. En octubre del año pasado tenía una bancada de ocho, hoy votan en bloque con 20 diputados. Tiene inmejorable panorama para la votación de las cuentas públicas.

Gestión. El alcalde de Navolato, Eliazar Gutiérrez, estará en la Ciudad de México realizando gestiones para apoyos extraordinarios para sectores indígenas, personas con discapacidad y viudas de policías, temas que ha abanderado y respaldado. Adelantan que también estará en reuniones con directivos del IMSS, Infonavit y CFE atendiendo compromisos que arrastran desde hace varias administraciones.

Apoyo. El día de hoy arranca el programa de Empleo Temporal en los campos pesqueras del estado. El evento de inicio será en Dautillos a las 18:00 horas, y lo estará encabezando el gobernador Quirino Ordaz Coppel y el secretario de Pesca, Sergio Torres Félix. Pendientes.

Memoria política. “La soberbia es el vicio más frecuentemente castigado, y, sin embargo, el más difícil de curar”: Nicolás Tommaseo.