Selecciona tu región
Opinión

¿Quiénes serán la cara del ‘rochismo’?

CUARTEL POLÍTICO

Por Héctor Ponce

-

Un gabinete equilibrado y, por primera vez, con equidad de género, es el que presentó el gobernador electo, Rubén Rocha Moya. Destacan cinco perfiles de muy alto nivel. Además, se confirmaron exactamente todos los nombres que mencionamos en este espacio el día de ayer, previo al anuncio oficial.

La sorpresa y el secreto mejor guardado fue la secretaria de Turismo, María del Rosario Torres Noriega, quien ha sido síndica del Ayuntamiento de Mazatlán. Otro de los nombres que adelantábamos y consideramos un gran acierto es Cuitláhuac González Galindo para la dirección general del DIF, el médico oncólogo llega a un área clave en donde podrá aportar mucha de su experiencia.

Otra de las agradables sorpresas fue Patricia Figueroa para la Subsecretaría de Derechos Humanos, quien tendrá un enorme reto porque uno de los más fuertes compromisos de Rocha es que desde el primer día de su Gobierno se atenderá a grupos vulnerables, madres con hijos desaparecidos y desplazados por la violencia, esa será su tarea.

Lo hemos reiterado muchas veces, los secretarios de mayor nivel y confianza serán Enrique Inzunza, en Gobierno, y Enrique Díaz, en Finanzas, los dos brazos operativos de Rocha. Mientras que Ruth Díaz, en Bienestar, y Javier Gaxiola Coppel, en Economía, son dos jóvenes que tienen picaporte, la primera en Gobierno federal y el segundo con el gremio empresarial. Los cuatro tienen una gran trayectoria, serán la cara e imagen del “rochismo”.

También tendrá un enorme reto Teresa Guerra Ochoa en la Secretaría de las Mujeres, que está en creación. Este es un merecido reconocimiento para el sector femenino.

De la doctora Guerra se sabe y se ha dicho todo, la respalda una gran trayectoria en la lucha social y defensa de los derechos.

Las tres mujeres de mayor confianza que integran el gabinete son Graciela Domínguez Nava, Educación; María Guadalupe Ramírez Zepeda, Transparencia y Rendición de Cuentas; y Flor Emilia Guerra, Pesca. Todas son rochistas, de lealtad completa al próximo gobernador.

En donde están puestas todas las luces preventivas son con los secretarios Héctor Melesio Cuen Ojeda, de Salud, y Jaime Montes Salas, de Agricultura. Son dos personajes que no pertenecen al grupo político de Rubén Rocha. Es claro que Cuen representa su “ismo” y Jaime Montes es cercano a Luis Guillermo Benítez, alcalde de Mazatlán. Seguro serán de los lejanos al Tercer Piso.

En el caso del secretario de Obras Públicas, José Luis Zavala, es ingeniero civil y cuenta con una maestría en la UNAM en este tema, es un perfil tecnócrata y tiene experiencia en la función pública estatal y federal. Se ha ganado la confianza de Rocha, veremos si también logra ser de los funcionarios sobresalientes del gabinete.

En el gabinete ampliado, quienes se ganaron el lugar a pulso y con méritos son Adriana Ochoa, en Comunicación, e Isabel Ibarra Valdivia, en Asesores. Al que vemos relegado, desarticulado y totalmente fuera de la jugada es a Alejandro Higuera Osuna, ni siquiera fue mencionado por el gobernador electo que iba a la Particular, tuvo que venir la pregunta de los medios. Es muy claro, no está en el ánimo ni en las confianzas.

Rubén Rocha llega a coronar su carrera política con un mejor imposible, gobernador de Sinaloa. Era un cargo que buscó y la tercera fue la vencida. Era y es el político de izquierda con más votos en Sinaloa y ahora destaca hasta a nivel nacional.

Es claro que Rocha llega a trabajar, formará su equipo de secretarios resolutivos y de confianza. Tampoco se va a pelear con nadie, pero ya mostró carácter con el mensaje a Cuen, con dedicatoria a todos. No va a compartir el poder y tendrá un Gobierno abierto, de entrada, con la conferencia “La Semanera”.

Memoria política. “Las críticas no serán agradables, pero son necesarias”: Winston Churchill.

Síguenos en
Más sobre este tema