Opinión

El gobernador vuela en avión comercial

CUARTEL POLÍTICO

Por  Héctor Ponce

Alejandro “Alito” Moreno y Carolina Viggiano rindieron protesta como presidente y secretaria general del CEN del PRI, respectivamente. Durante el discurso el nuevo dirigente nacional del tricolor llamó a liberar el partido y regresarlo a sus orígenes.

También se comprometió a establecer vínculos con la militancia, servir a la gente y, recordando a Luis Donaldo Colosio, dijo que recuperarán el valor de la militancia. Aseguró que no está atado a nada ni a nadie, que llega sin compromisos con grupos.

Alito Moreno aseguró que es el primer discurso de la nueva era del Partido Revolucionario Institucional y mencionó tres bases para levantar al PRI: estructura eficaz, democracia interna y principios ideológicos.

Asimismo, declaró que serán un partido de causas y que próximamente presentará el proyecto de nación. Enfatizó su discurso en que no van a permitir comportamientos que deshonren al partido, no van a solapar a nadie, esto en referencia a casos de corrupción.

Por cierto, el gobernador Quirino Ordaz Coppel viajó desde el pasado sábado en vuelo comercial a la Ciudad de México para asistir el domingo a la toma de protesta de la dirigencia nacional del PRI. Se le vio acompañado de su esposa, Rosy Fuentes, la secretaria general del PRI Sinaloa, Cinthia Valenzuela, y la funcionaria Carolina Matus.

También a los sinaloenses que se les vio cercanos en la toma de protesta del nuevo presidente nacional del PRI fueron Elsy López, Jesús Valdés, Ricardo Madrid, Érika Sánchez, Magaly Inzunza, Mónica López, José Menchaca, Fernanda Rivera y Carlos Ortega.

Protesta. El saldo de la marcha feminista del pasado viernes en la Ciudad de México ya lo dio la prestigiada escritora Elena Poniatowska, quien lo califica como doloroso y muy malos los actos de vandalismo.

Además, afirma que de nada sirve lo ocurrido a las mujeres de México y, por lo contrario, daña al feminismo. En un tuit dio otra respuesta lapidaria, dijo: “la brutalidad y el destrozo jamás pueden estar ligados a la acción de la mujer”.

En lo que respecta al tema de Gobierno y reacción de las autoridades, el saldo es más grave y contundente, en la Ciudad de México no hay Gobierno, ni liderazgo, ni rumbo. Así directo, crudo y frío.

Los números no mienten, durante los primeros meses de la Administración de Claudia Sheinbaum se ven brotes de violencia, el secuestro ha aumentado 103 por ciento, las violaciones crecieron en 137 por ciento y los robos en más del 100 por ciento.

Además, la jefa de Gobierno ha demostrado falta de capacidad para gobernar y liderazgo. La capital del país pareciera estar en una alarmante indefensión, no reaccionan y es preocupante que su única respuesta sea “no vamos a caer en provocaciones”.

En lo que inició con una genuina protesta de mujeres que marchaban contra la violencia de género terminó en agresiones, vandalismo, destrucción de monumentos y estaciones del metrobús. La manifestación se salió de control, definitivamente hubo infiltrados.

Aquí lo más grave fue que quedó en evidencia que el Gobierno no puede garantizar ni las más mínimas garantías, no hubo nadie que pudiera proteger la integridad de ciudadanos que circulaban en la vía pública o quienes realizaban su trabajo.

Lo más indignante fue el cobarde ataque de un joven en contra de un periodista que transmitía en vivo la manifestación. En videos se logra confirmar que una persona lo envía a golpear. Los dos agresores están identificados, ojalá se actúe.

En Sinaloa también hubo manifestaciones. En el estado suman más de 30 feminicidios, y mujeres han salido a exigir justicia y seguridad, sin duda, es una demanda legítima y que toda la sociedad debería estar respaldando. Muy atentos.

Memoria política. “La incertidumbre es una margarita cuyos pétalos no se terminan jamás deshojar”: Mario Vargas Llosa.