Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Herencia en números rojos

Nuestra Opinión Culiacán

El Ayuntamiento de Culiacán tiene una deuda por más de mil 200 millones de pesos, la cual le fue heredada a la nueva administración que encabeza Sergio Torres Félix.

El adeudo no es cosa nueva, se viene arrastrando desde varias administraciones anteriores y no ha podido ser liquidada, al contrario, ha habido alcaldes que han pedido más dinero para el municipio, sin importarles cómo van a pagarlo.

A tal grado, que en los mandatos de Aarón Irízar, en 2007, y Héctor Cuen, en 2011, contrajeron créditos por el orden de los 838 millones de pesos, los cuales fueron pactados a un plazo de 20 años, así que quien venga de Sergio Torres, deberá de responder por dicha deuda.

Aparte de los bancos, el Ayuntamiento le debe a proveedores de servicios, así como a empresas que han desarrollado obras para el municipio y a los trabajadores sindicalizados.

De acuerdo con el dirigente del Stasac, Héctor David Alarid Rodríguez, la comuna tiene un pendiente de 10 millones de pesos con sus agremiados por concepto de primas de jubilación, retenciones y otras prestaciones.

Para colmo, más de 438 millones del total del adeudo deberán de ser cubiertos a corto plazo, por lo que la administración que encabeza Sergio Torres deberá de buscar la manera de captar recursos para evitar conflictos con sus acreedores.

Como ya se dijo, Sergio Torres y su equipo de trabajo deberán de buscar la manera de sobrellevar e ir abonando a las deudas de la comuna.

Desde antes de entrar en funciones el presidente municipal dijo que su administración sería austera, pero productiva, lo cual, aunque no lo quiera cumplir, tendrá que hacerlo, debido a la situación económica que se vive en Palacio Municipal. K