Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Herido de muerte

GUASAVE

los panistas de Sinaloa están conscientes sobre la base de análisis y mediciones populares que puede de nuevo pasar a la historia, pero en esta ocasión como el partido que habiéndole arrancado el mando del estado a su acérrimo rival el PRI, a las primeras de cambio vuelva a ser la eterna oposición.

La penetración electoral de Acción Nacional, a tres años de convertido en poder, es hoy en día tan endeble como el resultado mismo que tuvo en las elecciones a alcaldes y diputados del 2013, por lo que no es nada remoto que para el 2016, cuando se dispute otra vez la gubernatura, termine por regresar a su "estado natural": el de la inocuidad política.

Precisamente desde las más recientes elecciones intermedias el PAN quedó herido de muerte, cuando su principal aliado decidió jugar en la mayoría de los 18 municipios y distritos, con candidatos que si bien no son priistas puros, menos lo son de filiación blanquiazul.

Tres factores inocultables podrían incidir en el eventual desfondamiento del PANISMO, si es que alguna vez ha tenido fondo al librarse la batalla por la sucesión del gobierno del estado.

El primero tiene que ver con el hecho de que ya no tendrán, un candidato de las características de carisma y arrastre del "expriista" Mario López Valdez, con todo y que postulen a Heriberto Félix Guerra.

Sin duda otra de las circunstancias es que el poder central está siendo ejercido por grupos de priistas al más viejo estilo político, aplicando la máxima de Benito Juárez, "para los amigos justicia y gracia, para los enemigos, justicia a secas", que en Sinaloa podría cobrar terrible actualidad en su momento.

El tercer handicap en contra de Acción Nacional significaría el que el "voto verde", uno de los más manejables, por cuestión de identificación ideológica y de principios políticos, como siempre, está muy lejos de su control.

En medio de ese escenario, no crea, el PAN, anticipadamente ante la debacle que ven venir, está sumamente preocupado, pues no cuentan con activos, ya no digamos que puedan dar decorosamente la pelea por la gubernatura, sino ni siquiera a alguien que medianamente esté en condiciones de enfrentar a la gruesa caballería que desde Los Pinos le echaran encima, además de que parafraseando a Carlos Salinas de Gortari, "sus amigos de hoy, serán los enemigos de mañana".

Cuidado alcalde!!.- Leo en alguna parte la buena disposición del presidente municipal, Armando Leyson, de hacer todo lo posible para evitar que Algodoneros se vaya de la plaza.

Qué bueno y que Leyson supere lo que hizo el anterior Ayuntamiento a través de las estrategias que anuncia, como la entrega de apoyos a la organización beisbolera, consistentes en convertir al gobierno en agente de ventas, prestación gratis de algunos servicios públicos y quizá hasta la condonación de impuestos para facilitar la operación financiera del club.

Ojalá que esos respaldos que la anterior administración le dieron durante dos temporadas, el actual gobierno los aumente y convenza al dueño de quedarse para beneplácito de la afición.

Solo una cosa diría yo: Armando Leyson debe tener cuidado, porque a lo mejor dentro de tres años, cuando ya no sea alcalde, se verá en el mismo espejo de Ramón Barajas, a quien Jaime Castro responsabilizó de la eventual salida del equipo.

Porque hasta lo que se aprecia en las conductas del dueño del beisbol, el agradecimiento por haberse utilizado recursos públicos para una empresa privada, no parece ser lo suyo.