Opinión

Hoy o nunca

MAZATLÁN

Por: EL DEBATE

La importancia de tener un puerto de mayor capacidad es vital. Y es que la terminal ha cumplido un papel trascendental para el comercio de la ciudad desde hace varias décadas, pero el diseño y sus espacios ya necesitan crecer y mejorar.

Los retos son de ser la entrada del llamado corredor económico del Norte, integrado por estados del norte del país. Conectará a importantes centros urbanos como Durango, Chihuahua, Saltillo, Zacatecas, La Laguna, Monterrey, así como los fronterizos Nuevo Laredo y Matamoros.

Son en total siete estados (Sinaloa, Durango, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas y Zacatecas) cuya economía representa más del 22 por ciento Producto Interno Bruto Nacional. Si este Corredor fuera comparado con otros países, superaría las economías de Malasia, Chile y Panamá.

Esta región concentra el 60 por ciento del flujo del comercio internacional de América del Norte y aquí está instalado el 27 por ciento de la industria manufacturera y el 58 por ciento de las maquiladoras del país.

El diagnóstico es que al puerto le falta especialización, pues se mezcla el movimiento de turistas de crucero, como contenedores y carga en general. Se carece de instalaciones adecuadas, de bodegas y patios de mayor capacidad.

Esta mezcla de usos hace que el puerto no sea tan cómodo como podría ser para el arribo de cruceros y la presencia de pasajeros restringe el movimiento de carga, pues ello conlleva riesgos que por fortuna no han tenido consecuencias debido al excelente manejo al interior de la terminal.

A pesar de este retraso, el anuncio de los mil 300 millones de pesos para ampliar la infraestructura portuaria de Mazatlán pudiera empezar a resolver este problema. Es hoy o nunca, porque el tiempo alcanzó a la terminal portuaria y tiene que crecer y abrir la puerta al comercio exterior y con ello, generar derrama económica en beneficio de los ciudadanos del sur del estado.