Opinión

Huellas revolucionarias

BANDERA

Por  Rodolfo Peña Fárbel

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, durante la reunión con el presidente de Estados Unidos, Donald J Trump, en Washington(EFE)

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, durante la reunión con el presidente de Estados Unidos, Donald J Trump, en Washington | EFE

La vida política de México es el resultado de un acoso revolucionario constante, iniciado por el padre Hidalgo, sin saber lo que hacía, con el apoyo de Estados Unidos.

Tras 11 años de revolución, Agustín de Iturbide triunfó e hizo la independencia y fue nuestro primer gobernante independiente, pero como no se sometió a los gringos, estos decidieron destronarlo y matarlo, lo cual hicieron utilizando las logias masónicas, siempre humildemente dispuestas a las revoluciones planeadas desde Estados Unidos, alegando grandes ideales apoyados en el seductor lenguaje típico revolucionario de la “libertad” en sus múltiples facetas, todas tramposas, hipócritas y perversas.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

Esa barbaridad abrió la puerta a toda clase de ambiciones y desenfrenos desordenados que hicieron tan amargo y ruinoso el siglo XIX y buena parte del siglo XX en México, tiempos en que desfiló una horda de patanes supinos ignorantes que, fingiéndose presidente, gobernadores, legisladores, alcaldes o ministros, que para aparentar justos y necesarios sus actos violentos aprendieron pronto, con entusiasmo, el arte nefasto de la demagogia exaltando siempre su propia imagen.

La única excepción en eso, que yo recuerdo, es don Francisco Madero, que era hombre bueno y honesto, aunque alto tonto e ignorante, además de tener el grave defecto de aceptar la dañina influencia de los Estados Unidos, que es lo peor de todo y que se refleja hasta hoy en el viaje de López Obrador a “Guachintón” a codearse de tú a tú con Trump, tan desquiciado y sensacionalista como él. Cada uno en su estilo, ambos son “revolucionarios” y “transformadores”. 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo