Selecciona tu región
Opinión

Humillar en público es devastador

REFLEXIONES DEL PADRE GERARDO

Por Pbro. Gerardo Gómez Villegas

-

Hola ¿qué tal? Muy buenos días.
Corregir a alguien públicamente es grave, pero humillarlo en público es devastador. 
Los adolescentes deben sentirse hermosos aun cuando sean obesos o cuando sus cuerpos no respondan a los estándares de belleza transmitidos por los medios. 
La belleza está en los ojos de quien mira. Pero por desgracia, los medios han masacrado a los jóvenes al definir qué es hermoso en su inconsciente. ¡Cuidado!
Buenos días.

Síguenos en