Selecciona tu región
Opinión

Ignacio Flores se visibilizó como rector de la UAIM

EL INGENIO

Por El Ingenio

-
audima

Visibilidad. Con las actividades del 20 aniversario de su fundación, Ignacio Flores prácticamente se estrenó como rector de la Universidad Autónoma Indígena de México. Es decir, se visibilizó ante la clase política morenista y que también se deja querer viendo hacia el 2024. Por ejemplo, ahí estuvieron los diputados morenistas José Manuel Luque Rojas, Ambrocio Chávez Chávez, Cecilia Covarrubias y el pinto morenista-PAS Martín Vega Álvarez. Ni se diga el alcalde de El Fuerte, Gildardo Leyva. Eso sí, la legisladora priista Deisy Judith Ayala Valenzuela no les dejó la cancha libre. Ella es egresada de la institución. El planteamiento original de que se le aumentara el presupuesto a la universidad fue de esta, pero como los morenistas tienen el sartén por el mango empezaron a arrebatarle esa bandera. Ayer, Luque Rojas anunció que los diputados de la Comisión de Hacienda van a recibir al rector para que exponga las necesidades que la institución tiene. Así o más claro.

Falta. El que “brilló por su ausencia” en el acto de 20 aniversario es el exrector de la UAIM, Guadalupe Camargo. Estuvieron ahí Concepción “Chon” Castro y María Guadalupe Ibarra Ceceña, quienes fueron bien tratados por los asistentes. Incluso, algunos se sorprendieron por los aplausos que recibió Chon Castro, señal que no ha perdido vigencia en la institución pese a estar alejado de los reflectores de la universidad. Se habla que Camargo no se presentó por no tener contacto con Ibarra Ceceña y Flores a quienes les adjudica todo lo que salió en su contra cuando dejó la rectoría. Pues qué quería, que le hicieran un monumento por lo que hizo. 

El trato. Ya pasaron las 48 horas que el propietario de OP Ecología, César Guevara, se comprometió para que la ciudad quedara limpia tras el acuerdo con el alcalde Gerardo Vargas Landeros que llegó a quitarle el sueño al hacerse cargo del servicio ante su negativa de darlo tras que le habían cerrado su relleno sanitario. Ya es irrelevante si Guevara cumplió o no porque la administración vargaslanderistas flexibilizó el trato. Así es que OP se puede tomar todo el tiempo del mundo y no pasa nada pese a que los ciudadanos sigan exigiendo un buen servicio de recolección de la basura. Por eso, cuando el director de Servicios Públicos Municipales, Feliciano García Mendonza, dice que van a estar vigilando y supervisando que la empresa concesionaria cumpla con el servicio, no le va bien en los comentarios de los ahomenses. 

Doblete. Los jubilados de la Universidad Autónoma de Sinaloa son los privilegiados en la era del gobernador Rubén Rocha Moya. Van a cobrar su cheque por esta condición y el del cargo público que se les otorgó. Incluso quedan algunos que están en la fila para asumir alguna responsabilidad en la zona norte de Sinaloa. Son pocos los “huesos” por repartir, por lo que el jaloneo es más intenso. Dicen que en esta semana brincan unos de alegría porque les va a tocar y otros se “agüitan” por ser desplazados.

Leer más: En educación, pésima infraestructura
 
Y contando. El despido de 200 trabajadores del Ayuntamiento de El Fuerte demuestra que Nubia Ramos como alcaldesa tenía sobreabultada la nómina para favorecer a su gente sacrificando obras y servicios públicos. A propósito, el alcalde Gildardo Leyva resalta esa acción que realizó en el mes y días que lleva en el poder con dos intenciones: mandar “un buen mensaje” a los fortenses y golpear a Ramos. Y parece que logró los dos objetivos. Sin embargo, hay señales de que Leyva está sacando a unos para meter a otros. 

Síguenos en