Opinión

Ilustrado, moral, libre

COMPÁS Y ESCUADRA

Por: Roberto Valdez Prado

Para que el mundo en que vivimos sea cada vez mejor, las personas que lo habitamos debemos tener tres características fundamentales: Ser ilustrados, morales y libres.

Ilustrados para que podamos por nosotros mismos, sin consejeros ni tutores, distinguir entre la verdad y el error, entre la suposición y la realidad, entre los hechos y las palabras, para que esté cada quien en aptitud de concurrir eficazmente a la obra del progreso. Para ser ilustrado, no se requiere tener largos periodos de estudio escolar, sino haber aprendido a escuchar, a analizar las cosas desde un punto imparcial, y el darnos cuenta que algunas personas o grupos nos impulsan en tal o cual dirección, por ascendencia familiar, dogmas religiosos, influjo de profesores, costumbres de nuestros vecinos, predominio de formas a veces absurdas en la región que habitamos. El ilustrado usa su capacidad individual de razonamiento y actúa para su bien y para el bien de todos. Moral, para que comprenda lo que beneficia o perjudica tanto a él mismo como a los demás, que cumpla con su propio impulso hacia la vida, que consiste en hacer el bien, que es mucho mas que no obrar mal, y así cooperar al logro de la felicidad humana, sólo asequible para quien tiene conciencia de haber cumplido siempre sus deberes. Sepamos que la moral no es igual en todas partes, sino que depende de las leyes y costumbres de regiones, culturas o países. Lo importante es no hacer daño a otros.

Libre, porque el que no utiliza esa hermosa condición de la libertad, no tiene responsabilidad, ni dignidad personal, ni manera de afirmar íntegramente su calidad de ser humano.

rvaldezp@prodigy.net.mx