Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Imparable ola de violencia

LOS MOCHIS

El reacomodo de los grupos delincuenciales tras la detención del narcotricante Joaquín "El Chapo" Guzmán ha provocado un repunte en los homicidios dolosos en Sinaloa como lo reconoció hace unos días el gobernador Mario López Valdez, situación que ocasionó que en los primeros 5 meses del año la cifra de crímenes llegara a 470.

El mes de mayo ha sido el más violento en este año toda vez que se tiene el registro de 107 asesinatos de los cuales 8 de las víctimas son mujeres, entre ellas la activista Sandra Luz Hernández, ocurrido en la capital sinaloense.

El municipio de Ahome no escapa a la ola de violencia, aunque aquí la mayoría de los crímenes son consecuencia de la disputa entre bandas rivales que se dedican a la venta de drogas al menudeo.

Lo delicado del asunto es que cada vez son más frecuentes los enfrentamientos entre los grupos rivales en zonas habitadas, cerca de escuelas, en calles transitadas y a plena luz del día, sin importarles a los sicarios poner en riesgo la vida de gente inocente.

El caso más reciente fue el enfrentamiento ocurrido antier en el ejido Mochis donde una lluvia de balas mantuvo aterrorizada a habitantes de ese asentamiento.

Por fortuna los proyectiles no hirieron a gente inocente.

Tanto el gobernador Mario López Valdez como jefes policiacos, han asegurado que se mejorarán las estretagias para hacerle frente a la delincuencia y se reforzarán con más elementos policiacos las zonas con mayor índice delictivo para lograr disminuir los homicidios dolosos y recuperar el terreno que se había ganado y que poco a poco se ha ido perdiendo de nueva cuenta.

La tarea no es fácil pero en la medida que las distintas corporaciones policiacas, el Ejército Mexicano y la Marina-Armada de México se coordinen para hacerle frente a la delincuencia organizada, los resultados se verán reflejados y la sociedad en general recuperará la tranquilidad que poco a poco también ha ido perdiendo con el repunte en la ola de violencia a lo largo y ancho de Sinaloa.