Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

In fraganti!!!

In fraganti, pilló el fotógrafo Sébastien Valiela (el mismo que descubriera a Mazarine, la hija secreta de Mitterrand, mientras cenaban juntos) de la revista Closer a François Hollande, presidente de Francia, en el momento en que llegaba a las puertas del edificio número 20 de la Rue du Cirque en el octavo distrito, a tan solo 140 metros de las puertas del Eliseo. Hollande venía montado en su scooter, llevaba una gabardina azul marino y un casco mal cerrado. A esas horas de la noche, no había nadie en la calle y todas las boutiques que se encuentran a tan solo unos metros de Faubourg Saint Honoré (Pierre Cardin, entre ellas) estaban cerradas. Era, por lo menos, la doceava vez que el fotógrafo percibía (desde un coche estacionado en la esquina con los vidrios de las ventanas polarizados) al Presidente dirigirse al cuarto piso donde se encuentra el departamento (cuyo precio oscila entre los 1,000 y los 2,000 euros por semana, de 16 mil a 33 mil pesos) para visitar a su amor secreto, la actriz Julie Gayet. Sébastien Valiela declaró a Radio Tele-Luxembourg: "Hubiera sido muy fácil atentar físicamente contra el presidente, que no se beneficiaba de una protección particular. Si hubiéramos querido atentar contra él habríamos podido. Todos los días se repetía ante nuestros ojos el mismo ritual. Hollande llegaba a las 23:00 horas de la noche y se iba a las 11:00 horas de la mañana del día siguiente. No era cuestión de una cita rápida, sino que pasaba allí la noche, se levantaba tarde, se tomaba su tiempo".

Unos días después, de haber sido el Presidente pillado in fraganti, el 10 de enero en la portada de la revista Closer, se leía en grandes titulares: "L'Amour secret du président". A un lado, aparece una fotografía de Hollande con su casco y en la parte superior, la fotografía de la actriz de 41 años Julie Gayet. "Pasa sus noches con ella a dos pasos del Eliseo", dice en letras más pequeñas.

A partir de la "exclusiva" de la revista del corazón, el escándalo estalla en todos los medios, en todas las redes sociales, en todos los noticiarios electrónicos y en todo el mundo. Los rumores no cesan. La más afectada y humillada es la primera dama, Valérie Trierweiler. Fue el mismo Hollande quien la advirtiera la víspera de la publicación del semanario. Unas horas después de que se enterara de la doble vida de Hollande, Valérie, periodista de Paris Match, madre de tres hijos y de 48 años, se internaba en el hospital debido a "gros coup de blues", (depresión severa).

El 14 de enero, François Hollande ofrece su tercera rueda de prensa frente a 500 periodistas. El primero en preguntarle al Presidente si Valérie Trierweiler seguía siendo la primera dama de Francia fue Alain Barluet, presidente de la Asociación de la prensa presidencial. "Comprendo su pregunta, y estoy seguro que comprenderá mi respuesta. Cada quien tiene su vida personal, la cual puede atravesar momentos difíciles, es nuestro caso. Son momentos dolorosos, pero tengo un principio, que los asuntos privados, deben tratarse en privado, en una intimidad respetuosa para cada quien. Por lo tanto, no es ni el lugar, ni el momento de hacerlo. Pero si no contesto hoy ninguna pregunta a este respecto, lo haré antes de nuestra cita que usted ha fijado", le contestó el Presidente visiblemente molesto. Hay que decir que Hollande viajará el 11 de febrero a Estados Unidos para entrevistarse con Obama. La pregunta que se hacen ahora los franceses es si el Presidente irá o no acompañado por Valérie, o quizá por Julie Gayet. Por otro lado, el 77% de los franceses considera que este episodio concierne directamente a la vida privada. No obstante desde que se dio a conocer la noticia, el interés en la opinión pública no ha cesado ni un ápice. Todo lo contrario, han aparecido videojuego con la fotografía de Hollande en su moto, persiguiendo a sus tres mujeres: Segoléne, Valérie y Julie. No hay noche en que el programa más visto de la televisión, Les Marionnettes, no haga alusión al escándalo presidencial. Las portadas de las revistas como Gala, Elle, Paris Match, VSD y la propia Closer no cesan de publicar reportajes en los cuales hablan desde la posibilidad de que Julie esté embarazada, hasta que la relación entre Hollande y Valérie está totalmente terminada.

Por otra parte, Valérie ya salió del hospital. Como si siguiera siendo la primera dama, actualmente se reposa en el Pabellón de la Linterna a las afueras de París. ¿Perdonará a Hollande? ¿Será ella la que viajará a Estados Unidos para la visita de Obama? Continuará...

[email protected]