Opinión

Inauguran nuevo Salón de los Inmortales

TIEMPO DE BISBOL

Por  Enrique Kerlegand

(TIEMPO DEL RECUERDO: El 20 de febrero de 1952, Cuba y Puerto Rico terminaron empatados a 3 carreras en 10 entradas, juego suspendido por la pasión que se produjo en las tribunas. El ampáyer Kytzik dio la orden y al mismo tiempo manifestó la incomodidad que se experimentaba con los aficionados en la Serie del Caribe que se celebró en Panamá).

Hoy es el gran día, la fiesta beisbolera estará en Monterrey, Nuevo León, con la inauguración del nuevo Salón de los Inmortales. Todo esto con la presencia del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, el gobernador del Estado de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón y muchos invitados. Los licenciados Javier Salinas y Omar Canizales, presidentes de la LMB y LMP, respectivamente, encabezaran todo lo que la parte central del precioso lugar que será la nueva casa de los inmortales del beisbol profesional de nuestro país.

Independientemente de la novedad, lo que significa todo lo que encierra este edificio, se concluirá con una larga espera desde que el Salón de la Fama que estaba en la cervecería patrocinadora, durante varios años, manejó este recinto, hasta ahora que se tendrá este lugar sagrado para los protagonistas y los aficionados que podrán asistir en cuanto sea oficialmente abierta al público.

Toda esa presencia que surgió desde que los entonces jerarcas del beisbol en el año de 1939, decidieron que nuestro beisbol profesional tuviera un recinto como en las Ligas Mayores que en esa década de los 30s creó su Salón de la Fama en Cooperstown, Nueva York.

En aquel año de 1939, los primeros inmortales de nuestro beisbol, fueron Lucas Juárez, Antonio “Delfín” Lañiza, Julio Molina, Leonardo “Najo” Alanis y Fernando Barradas. Jugadores que destacaron entre la década de los 20s y 30s cuando la LMB estaba en plena transformación. Años más tarde, en 1964 surgieron otras figuras que aumentaron la lista de los inmortales. Todavía no había un Salón de la Fama, era mítico, pero fueron reconocidos cuando en 1973 el recinto ya tuvo físicamente su recinto.

Ese año de 1964 fueron elegidos Ángel Castro, Martín Dihigo, Epitacio “La Mala” Torres, Lázaro Salazar, Ramón Bragaña y Genaro Casas. Cabe agregar que en 1971 fue la última vez que se eligió por los recuerdos de lo que había hecho en el beisbol profesional de México, queremos decir con eso que no se habían apegado a los reglamentos para tener derecho al ingreso. La lista de elegidos fue larga con el ingreso de Beto Ávila, José Luis “Chile” Gómez, Baldomero Almada, Alberto Romo Chávez, Jesús “Cochihuila” Valenzuela, Alejandro Aguilar “Fray Nano”, Jorge Pasquel, Ernesto Carmona, Roy Campanella, Joshua Gibson y “Monte” Irvin.

Hasta aquí esos nombramientos que se han respetado aunque no hayan seguido los reglamentos del Salón de la Fama, pero se respetaron y el 10 de marzo de 1973 se reconocieron como homenaje a los impulsores del beisbol de antes. Ya con los reglamentos plenamente divulgados, desde aquel 10 de marzo ingresó otro nuevo grupo encabezados con Daniel “La Coyota” Ríos, Roberto “Guajiro” Ortiz, Agustín Bejerano, Anuar Canavati, Lázaro Penagos y Manuel Oliveros. Todo esto se reconoce ahora que ya está listo el nuevo recinto ¡Bienvenido!

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo