Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Incertidumbre

Por: Opinión Estatal

Las familias desplazadas por la violencia en la sierra siguen en la incertidumbre. La versión de que 80 por ciento de los desplazados de la sierra de Concordia han regresado es debatible. Primero porque hay muchas familias que bajaron de la sierra que no están detectadas por el gobierno.

No hay un censo que fielmente refleje este problema. El drama de las familias desplazadas de Concordia —que es similar al de otros del estado— empieza con el abandono del Estado, en su conjunto, para atenderlos en sus necesidades más básicas.

En Mazatlán o las cabeceras municipales a donde se han refugiado, algunos llegaron —como ellos mismos dicen— de «arrimados» con familiares o conocidos. Otros se pusieron de acuerdo para entre varios alquilar casas. Los trabajos en el campo, con climas cálidos que son atípicos para ellos, más los sueldos de hambre, los han obligado a regresar.

Ese retorno responde a que ahora emprenden una segunda huida, en la mayoría de los casos buscando recuperar sus casas, terrenos, ganado, sus raíces; pero regresan con miedo, aunque la mayoría parece temerle más a las carencias en las ciudades, las cuales son hostiles y donde tampoco encontraron su lugar.