Opinión

Incierto panorama político para Malova en el 2016

EN EL BLANCO
Avatar del

Por: Fernando Zepeda

Negro panorama. Malova debe estar preocupado. Los escenarios políticos no son nada halagüeños para él. Tal vez pueda hacer algo en la elección federal del próximo año. Pero para el 2016, sencillamente se ve difícil. El gobernador Mario López Valdez, por más que intente ocultarlo, no está en el ánimo del presidente Enrique Peña Nieto.

En política no es necesario decir las cosas. Los actos y actitudes son el lenguaje que más se utiliza. El Presidente pudo haber sugerido a los dirigentes del Comce (Exportadores mexicanos) que dejaran para el próximo año el premio concedido al empresario Jesús Vizcarra. Que este lo recibiera, pero en otro estado y no aquí, sabiendo todos, incluido Peña Nieto que este premio incomodaría, tal como sucedió, al Gobernador.

Pero no fue así. Al contrario desde la Presidencia se alentó darle el premio a Vizcarra. Y si a eso habría que agregarle que David López Gutiérrez, el sinaloense más cercano a Peña Nieto ya le dijo a Vizcarra que cuenta con su apoyo, entonces el panorama comienza a despejarse. Y la preocupación evidente de Malova es justificada.

Sabe también Malova que el tema de la sucesión está sumamente adelantada y que conforme pase el tiempo y se acerque su salida, la fuerza política irá mermando. Malova debería estar consciente que lo que para él fue su fortaleza al arrancar su sexenio como "gobernador ciudadano", sin partido, hoy se convierte en su principal debilidad.

Ante una eventual arremetida del gobierno federal, ¿cree que el PAN lo defendería? O tal vez ¿El PRD lo haría? Por ello, es justificable que a Malova se le observe preocupado, por más que intente ocultarlo. Así como la distancia que hay entre él y Peña Nieto.

Posibilidades reales. El Partido Sinaloense se colocó en la mira de los estrategas políticos nacionales. Sometido a una discreta revisión, en el PRI nacional lo han visto como un partido que camina hacia su consolidación política estatal. Estiman que sus alrededor de 124 mil votos conseguidos en la última elección, hoy seguramente los ha duplicado y podría llegar al 2016 con aproximadamente 600 mil votos probables.

De ser cierto esto, entonces el líder del PAS Melesio Cuen, exrector de la UAS, no se equivoca cuando adelanta que su partido es clave para que alguno de los que se consideran "grandes" gane las próximas elecciones. Y si ha estructura partidista se refieren, el PAS cuenta en estos momentos con grupos que operan en los 18 municipios de Sinaloa.

Por lo anterior y para la elección del 2015, se refuerza la posibilidad de que el PAS si construye alianza con el PRI, estará en condiciones de proponer candidato a diputado federal por el 06 distrito electoral. Y ese sería el exrector Antonio Corrales Burgueño.

Similitudes. Si Ahome tiene su alcalde Arturo Duarte empecinado en favorecer a sus allegados en sus proyectos como el nuevo edificio de Seguridad Pública, en Mazatlán no se quedan atrás con el alcalde Carlos Felton, cuyo argumento para responder que el Ayuntamiento está convertido en negocio familiar es que casualmente la aseguradora envía las patrullas al taller de su primo y las bancas las elaboran con otro familiar. ¡Qué casualidad!

fernando.zepeda@debate.com.mx