Opinión

¿Incomodan?

GUASAVE
Avatar del

Por: Moisés García

La inusual cuanta intensa actividad política que despliegan a dúo los diputados priistas, Ramón Barajas y Jesús Burgos, despierta, a la vez que encontradas especulaciones, ciertos grados de escozor en la clase política pueblerina.

Ciertamente a últimas fechas ambos legisladores reflejan su dinámica a través de las redes sociales e igual están en los actos de gobierno, como al que acudieron a las instalaciones de Sagarpa de Guasave que atienden gestorías de carácter social.

Se "montan" además, con mucha propiedad en temas legislativos de los que algo conocen para mantener presencia mediática y una mayor vinculación con sus representados.

Tampoco dejan de atender a las fuerzas políticas locales, como la del ejido de Juan José Ríos, el más grande del país, cuyo comisariado ejidal ganó el priista Tomás Galván.

Total que el mucho ruido que se cargan seguramente algo tiene que ver con el proceso interno para elegir al candidato de los comicios intermedios que se realizarán el próximo año y una especie de laboratorio para "la grande" del 2016.

Si la participación de Burgos y Barajas resuelve o contribuye en algo a paliar los problemas que les toca en suerte escuchar y gestionar, la verdad no sabemos ni tenemos a la mano los elementos para decir una u otra cosa, pero a lo que sin duda habría que darle seguimiento.

Y bueno, en ese sentido nada de qué sorprenderse, si partimos del hecho que los tiempos del PRI ya están encima y eso lo saben perfectamente los legisladores, que para no pocos andan "desolotados" haciendo política.

Por lo demás si nos atenemos a las respectivas trayectorias de Barajas y Burgos en las que los dos han mostrado ser unos verdaderos "animales políticos", dicho sea en el estricto sentido de su acepción de fuerza, pasión y perseverancia en las áreas de la vida pública en Sinaloa.

Aparejado a sus actividades que tienen que ver con los reclamos de los productores, los exalcaldes se las arreglaron para llevar a Rolando Zubía y Mayra Gisela Peñuelas, funcionarios de Sagarpa Federal y a Juan Nicasio Guerra de la estatal, a una comida cuasi privada de la que fue anfitrión Burgos Pinto.

Por si faltara algo para alimentar los cotilleos y la polvareda que levantan los congresistas, ayer estuvieron en calidad de invitados a la reunión del delegado de Financiera Rural, Mario Zamora, quien por cierto ya manifestó sus aspiraciones de ser candidato a diputado federal, por Ahome.

Por supuesto el alto perfil que se cargan comienza a incomodar a varios detractores (y también de bicleta) y lo que menos se preguntan analistas y hombres públicos de la localidad, es ¡qué quieren, Barajas y Burgos?

La respuesta no tiene muchos intríngulis, ni oculta el misterio del milenio; simplemente andan en su negocio, en el que han estado inmersos bastante tiempo: mantenerse en los andamiajes del poder público.

Qué vayan a dar continuidad a sus proyectos, bueno, eso ya dependerá de sus propias habilidades, de las circunstancias y la capacidad que tengan para "atinarle" al "tapado" de la carrera de la sucesión de Mario López.

Y no es todo.- Ahí, van los diputados, como cientos más de priistas distinguidos y de "a pie", a cerrar con broche de oro la semana política, a la toma de posesión que se dio ayer, de los comités municipales del PRI que presidió César Camacho; hoy estarán en Mazatlán con Enrique Peña y mañana en el "besamanos" del senador Daniel Amador.