Opinión

Indignación y cerrazón

Por  Fernando Zepeda

Indignación y cerrazón. Los vendedores de puestos semifijos de alrededor del mercado Pino Suárez tienen razón. El alcalde Luis Guillermo Benítez les echó a la Policía Municipal tras advertir que serían retirados de ese lugar. Y es que “El Químico” trae entre ceja y ceja replicar aquí un mercado que conoció en Madrid. Los vendedores lo único que demandaron es ser escuchados. Y buscar con la autoridad un acuerdo. Pero nada. “El Químico”, prepotentemente se negó a escucharlos. Y hubo entonces una manifestación en el interior del Palacio Municipal y después por la tarde de ayer un numeroso grupo de vendedores lo vieron que circulaba en su elegante camioneta negra por el mercado y decidieron bloquear la unidad. Al grito “¡Que se baje...Que se baje!”, lo mantuvieron ahí. Y se negó a descender a dialogar con los vendedores. Una persona inteligente hubiera primero dado la cara y rendir una explicación a la gente. Pero le queremos pedir peras al olmo. El problema ahí está.

Agreden a periodistas. Apenas concluyó la sesión de cabildo ayer, los periodistas intentaron entrevistar al alcalde. Pero una mujer, aparentemente por instrucciones del jefe de prensa, Sergio Rubio, comenzó a ‘arrempujar’ a los periodistas en un intento por evitar que  siguieran haciéndole preguntas al alcalde. El zipizape se dio justo en la puerta de acceso a las oficinas, en el interior de la sala de cabildo. Segundos antes que los periodistas fueran violentados por la empleada municipal, el alcalde se molestó porque le preguntaron si había justificado los gastos que por 200 mil pesos recibió en cheque del Ayuntamiento. Esta no es la primera ocasión que el alcalde Luis Guillermo Benítez y sus corifeos agreden y buscan desacreditar a los medios de comunicación.

Sin despeinarse. No es casual que el secretario de Educación en Sinaloa, Juan Alfonso Mejía, haya tenido un pase tranquilo en su comparecencia en el Congreso del Estado. Acompañado del titular del Isife, Álvaro Ruelas, se podría decir que la comparecencia se dio con la tranquilidad que para muchos fue una sorpresa. Y es que entre los diputados de Morena hay impulsores de los movimientos de maestros y jubilados. Y los dirigentes de esos grupos tienen como su “casa” las instalaciones del Congreso. Es más, se sienten y evidencian que ellos son los que mandan. La comparecencia de “El Negro” Mejía se pronosticaba tormentosa. Cuestionadora. Y hasta descalificadora de sus acciones de trabajo. Y nada pasó. Los números enfriaron los ánimos y la forma y explicación de la situación educativa de Sinaloa fue directa. “El Negro” sabe.

Muestra el músculo. El Partido Sinaloense realizó ayer por la tarde un encuentro con militantes de ese partido en Mazatlán. Se trataba de que rindieran protesta personas de nuevo ingreso y subcomités que operarán en los cuatro distritos electorales que se tienen en Mazatlán. El evento estuvo encabezado por el líder del PAS, Melesio Cuen, y don Antonio Corrales Burgueño. Ambos exrectores de la Universidad Autónoma de Sinaloa. El salón de eventos del hotel Playa Mazatlán lució abarrotado por los militantes pasistas y ahí se reiteró la disposición de prepararse como partido y operadores del mismo, de frente a las elecciones del 2021. Hay que recordar que el PAN en la anterior elección local quedó como segunda fuerza política. Ojo.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo