Selecciona tu región
Opinión

Informe y despedida de Quirino

OJO INDISCRETO

Por Tomás Chávez

-

Pragmático y mesurado como es, el gobernador Quirino Ordaz no se metió en problemas al rendir su quinto y último informe de gobierno, el de las golondrinas; no confrontó a nadie ni creó problemas; por el contrario, alabó al Congreso, al presidente Andrés Manuel López Obrador y al gobernador electo Rubén Rocha.

Se veían nubarrones cuando al llegar al Congreso un grupo de vecinos intentó bloquearle el paso exigiendo que cumpliera su promesa de electrificar El Vallecito, pero una vez adentró se demostró, como lo dijo al final el presidente de la Junta de Coordinación Política, José Rosario Romero, que prevalecería la civilidad y es que al parecer así estaba pactado, para posibilitar el regreso del informe al recinto legislativo después de dos sexenios que no se efectuaba ahí.

Tres temas principales abordó Quirino durante su comparecencia: la inversión que se ha hecho en infraestructura, las peripecias para sortear la pandemia del covid-19 y las inversiones en hospitales; asimismo, los avances en seguridad pública, donde Sinaloa antes se encontraba en los primeros lugares de criminalidad y ahora ocupa el lugar 25 o 26 nacional.

En infraestructura, igual que en salud, agradeció el apoyo del presidente AMLO, para las desviaciones del dren Juárez en Los Mochis, para evitar inundaciones de la ciudad, igual que en Culiacán, y los avances en la construcción de la presa Santa María en la construcción de la infraestructura del sistema de riego de La Picachos.

En seguridad, la base militar de El Sauz ahora es la casa de la Guardia Nacional, y la violencia se ha reducido en Sinaloa por la estrecha colaboración que existe entre la Sedena, la Guardia Nacional, la Marina y la PGR con las autoridades estatales, sesionan todos los días y atienden los problemas que se van presentando.

Reconoció que se ha trabajado en armonía con los diputados, sobre todo en el último año y se han hecho reasignaciones presupuestales importantes para atender a los sectores más vulnerables de la población. Habló bien del gobernador electo Rubén Rocha, auguró que con él seguirá el progreso y que hará un gran trabajo. 

A Quirino todavía le quedan días de gloria, como la próxima visita que hará a Sinaloa el presidente López Obrador, a inaugurar los hospitales de Culiacán, y posiblemente también tenga que enfrentar problemas de aquí al 31 de octubre, pero oficialmente el informe de ayer fue su despedida y ahora solo le queda ordenar los asuntos que quedan pendientes antes de la transferencia de gobierno. 

Popurrí. El gobernador electo Rubén Rocha y su equipo de trabajo deben poner atención especial para que no les dejen los sectores educativo y salud llenos de “aviadores” del PRI y del PAN, que metieron en las esferas directivas de último momento durante la pasada campaña electoral y que tienen todas las intenciones de quedarse o interponer demandas laborales en caso de que sean dados de baja. Muchos de ellos no cumplen con los perfiles adecuados y merman los recursos de estas actividades prioritarias.

VACUNAS. Viene mañana la segunda dosis de AstraZeneca para personas de entre 40 y 49 años.

“Seguiré trabajando hasta el 31 de octubre”, gobernador Quirino Ordaz

Síguenos en