Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Inteligencia

Por: Marcos Miranda Gil

Más que para presumirse, la inteligencia es para utilizarse. La vieja definición aristotélica, la capacidad para resolver como sinónimo de inteligencia hoy es más necesaria que nunca. Vamos a necesitar ser muy inteligentes todos para empezar a solucionar asuntos de fondo en el terreno educativo por mucho tiempo instalados en la sala de espera de la paciencia colectiva. Hay mucha tela de donde cortar, pero uno de los principales temas es el de la construcción de niveles óptimos de eficiencia y eficacia en los resultados.

Ya casi somos un país alfabetizado en su totalidad; podríamos incluso afirmar que la escolarización y cobertura ya están prácticamente resueltos, ahora sigue el enfocar la atención en la permanencia y continuidad de los grados de avance en la calidad educativa para todos los asistentes al universo educacional. Lo básico -aprender a leer y escribir, realizar operaciones matemáticas relativamente complejas y socializar o interactuar con el entorno- sigue siendo una carga intelectual y afectiva muy fuerte que precisa ser revisada con mucho rigor de nuevo. La idea de que portar el uniforme garantiza la posibilidad de identidad académica es una quimera también digna de ser revisada porque no siempre lo que parece es. Soplan nuevos vientos sobre el campo de la educación en México.

Ojalá sean favorables para la obtención de resultados también satisfactorios y no se conviertan en un remolino de indefiniciones como ha ocurrido por tanto tiempo. Confiemos en que prevalezca la inteligencia.