Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Jesuitas de Sinaloa

HOY EN LA HISTORIA

Sin duda fue fundamental para la conquista espiritual de Sinaloa la llegada de los jesuitas. Por supuesto, antes los franciscanos habían estado haciendo labor catequizadora, pero nunca alcanzó la trascendencia de los primeros. De gran importancia fue el franciscano Pablo de Acevedo, conocido también como Fray Pablo de Santa María, quien llegó con la expedición de Francisco de Ibarra en 1564 y catequizó a los guasaves, tehuecos y xiximes. Fue asesinado por los indios de Mocorito en el pueblo de Orabato. A partir de 1569 ya no quedaba en la provincia de Culiacán ningún franciscano. Varios años de ayuno vivió Sinaloa en cuanto a la conquista espiritual se refiere, después de la partida de los franciscanos.

Hasta que llegaron los jesuitas, provistos de alto nivel cultural.

En 1591 llegaron a territorio sinaloense Martín Pérez y Gonzalo de Tapia.

Una vez en la villa de San Felipe y Santiago, Pérez tomó bajo su cuidado a los pueblos de río abajo: Cubiri, Bamoa y Nío; y Tapia a los pueblos situados aguas arriba: Baburía, Deboropa, Lepoche, Matapán y Ocoroni.

Al ser asesinado, en julio de 1594, Gonzalo de Tapia, por lo indios del pueblo de Teboropa, el gobernador Rodrigo Río de la Loza estableció en la villa de San Felipe y Santiago un presidio con veinte hombres, al mando del capitán Alonso Díaz. En los años siguientes arribaron a la región varios misioneros jesuitas, dejando impresa, para siempre, su huella en el noroeste mexicano, hasta que el 25 de junio de 1767 fueron expulsados del territorio mexicano por Carlos III.