Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Jesús Vizcarra Calderón: el gran enigma de la sucesión

SOBRE EL CAMINO...

En el proceso de la sucesión gubernamental de Sinaloa, que dígase lo que se diga, empezó desde hace tiempo, hay un enigma por descifrar y se llama Jesús Vizcarra Calderón, el derrotado candidato priista a la gubernatura, al que el actual gobernador Mario López Valdez le arrebató la posición hace casi cuatro años, está obligado moral y políticamente a decir si aspira o no al Gobierno de Sinaloa y si buscará la candidatura dentro de dos años, pues aunque algunos allegados afirman que él expresa hasta la saciedad que no volverá a competir en la arena política, otros más allegados trabajan por lo que "pudiera ofrecerse".

Así las cosas el rico empresario sinaloense, líder de producción de carne en América Latina tendrá que definir y pronto si prefiere seguir presidiendo a una empresa que factura más de dos millones de dólares al año, según lo reveló la revista Forbes, lo que según los que saben, al expresidente municipal de Culiacán le significa una utilidad mínima de 300 mil dólares al año, es decir, algo así como cuatro mil millones de pesos. ¿Valdrá entonces la pena abandonar los prósperos negocios por asumir el estrés y los riesgos de la política?

Eso seguramente ya lo tienen resuelto Jesús Vizcarra y su familia y pronto, antes de que sea demasiado tarde, el presidente del consorcio Sukarne tendrá que hacerlo público para evitar confusiones y para dejar libres a sus simpatizantes a fin de que opten por otros prospectos. Solo es cuestión de confirmar lo que dijo desde que perdió las elecciones cuando afirmó que no regresaría a contender por la gubernatura, no obstante eso, sus seguidores y no pocos empleados dicen que su regreso a la política es un hecho dada su buena relación con el Presidente Peña Nieto.

Ante el hecho indiscutible de que regresó a vivir a Culiacán, tras reasumir la dirección del consorcio que ya presidía, unos dicen que regresó a dirigir su empresa porque quiere dedicarse de tiempo completo al negocio, mientras otros afirman que lo hizo para rescatarlo de una pequeña caída en las ventas a fin de entregárselo a otro director general (su empleado) cuando se venga la candidatura por la gubernatura de Sinaloa.

Sobre el tema, personajes como el doctor Rubén Rocha Moya, exrector de la UAS y hoy funcionario del Issste al lado de Florentino Castro, afirman encontrarse en el diseño de estrategias para el regreso político de Vizcarra, sin embargo, la gente seria afirma que el empresario dice y repite hasta la saciedad, con ganas de que no se le presione ni se le pregunte más, que no ha decidido si participa o no en la contienda por la gubernatura.

Gotitas de Agua. Los que más saben de política sinaloense, dan por hecho que el líder de la carne en América Latina si participará y sí podrá ser candidato bajo la base de que es el que aparece, de todos los mencionados en las encuestas como el más conocido de la población, seguramente porque su nombre es recordado con mayor facilidad porque fue candidato a gobernador, alcalde de Culiacán, diputado federal, secretario de la Sede- co, además de ser el empresario más rico de Sinaloa. Vizcarra encabeza la lista de aspirantes de la cual forman parte los senadores Aarón Irízar, Diva Gastélum y Daniel Amador, el diputado federal Heriberto Galindo, el secretario general de Gobierno Gerardo Vargas y el comunicador David López Gutiérrez. La moneda está en el aire y por el bien del PRI y los sinaloenses, Vizcarra está obligado a decir si buscará o no la gubernatura durante dos años, porque hasta el día de hoy hay un mar de confusión por lo que necesariamente tendrá que expresar públicamente su decisión y lo deseable es que lo haga lo antes posible, ya que las especulaciones han arreciado en la medida en que en el CDE del PRI se han incorporado algunos connotados miembros de su equipo de trabajo y eso tiene muchas interpretaciones... El arquitecto Víctor Alfredo González Acosta, es desde ayer el nuevo director del Implan. Su decisión es no cobrar el sueldo de 18 mil pesos mensuales que tenía asignados el Ing. Félix López Portillo, cantidad que será destinada para la contratación de dos ingenieros que vengan a reforzar los proyectos de reordenamiento de la ciudad.

[email protected]