Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Jiribillas con reclamaciones Políticas y señales discretas

SOBRE EL CAMINO...
Avatar del

Por: Benjamín Bojórquez

Ahora no hubo lo que toda la clase política de Sinaloa esperaba del presidente Enrique Peña Nieto en su más reciente visita al estado: las menciones personalizadas con relevancia espectacular, como la que hizo la vez anterior sobre el guamuchilense David López Gutiérrez, quien por sus condiciones y posición es un aspirante natural a la gubernatura. No, ahora solo lo colocó en el presídium de honor para ratificar, sin decirlo, que es su amigo y que todo puede suceder.

Esta fue una señal política discreta del presidente Peña Nieto, por encima del morbo político que levantó el premio otorgado A Jesús Vizcarra Calderón, como el principal exportador de carne del país, distinción otorgada por la Organización Mexicana de Comercio Exterior, mismo reconocimiento para el horticultor René Carrillo, pero en el rubro de la exportación de hortalizas, como se entregaron en colectivo a otros tantos empresarios del país,

Es cierto que la sola presencia en público de Vizcarra Calderón, es motivo de ruido político, pero sobre todo de inquietud y hasta angustia de quienes como los senadores Aarón Irízar, Diva Hadamira Gastélúm y Daniel Amador Gaxiola, así como del diputado federal Heriberto Galindo, aspiran a la gubernatura y, porque no decirlo, de incomodidad para el gobernador Mario López Valdez, autor de la sonada derrota electoral del empresario y del primer descalabro del PRI en ese nivel en Sinaloa.

Y mientras esas inquietudes de inseguridad política cunden en la mayoría de los aspirantes ante cualquier movimiento político en el que aparezca Vizcarra Calderón, el guamuchilense David López, convertido en la sombra que le hace compañía al mandatario mexicano por todo el territorio nacional y el extranjero permanece tranquilo, sereno y discreto, convencido de que alterar el orden no le abona a la decisión que en su momento soltaría el alto mando.

Es cierto que a estas alturas no se puede decir que la postulación del candidato a la gubernatura de Sinaloa tiene nombre. Cada uno de los aspirantes que se mencionan como parte de la compe- tencia del proceso interno hacen sus propias conjeturas y se promocionan ante la clase política dirigente y la ciudadanía en busca de que la mirada presidencial les indique la posibilidad de ser tomados en cuenta para la sucesión gubernamental.

GOTITAS DE AGUA. Habría que ver la coreografía política y los acomodos de los personajes el viernes en Mazatlán, para sacar conclusiones; Jesús Vizcarra fue ubicado en la mesa de Juan Manuel Ley; el senador Aarón Irízar, estuvo flanqueado por los ex gobernadores Jesús Aguilar y Francisco Labastida Ochoa, incluido Antonio Toledo Corro; el diputado federal Heriberto Galindo, acompañó en la mesa a la senadora Diva Hadamira Gastélum. Antes Galindo Quiñones le había hecho una reclamación a Maribel Chollet a quien le dijo que andaba muy mal, pues el tratar de hacerle daño político a él se lo hacía a la senadora Diva. ¿Acaso le juega la contras al diputado la mazatleca?...Por cierto Jorge Abel López le entregó una tarjeta a Peña Nieto donde le pide apoyo para el octavo Distrito…En La entrega del premio a Vizcarra, saludo al presidente y se vio obligado a hacer lo mismo con Malova, pero el saludo fue frío y sin verlo a los ojos, es más se puso nervio- so y no saludó a los secretario de Sagarpa Enrique Martínez y de Economía Idelfonso Guajardo… Joaquín Vega Acuña, reapareció y Juan S. Millán fue el gran ausente…Mario Zamora Gastélum, estuvo sentado en primera fila y quizá su ánimo político revivió cuando el Canciller José Antonio Meade le dijo algo al oído al presidente y ambos voltearon a mirar al mochiteco. ¿Cómo la ven?.

>