Opinión

AMLO mamá del Chapo ¿pero qué necesidad?

EN PRIVADO

Por  Joaquín López Dóriga

Ellos dicen lo que quieren, es su derecho; yo les digo que pueden, es mi obligación. Florestán.

El domingo, de visita a Sinaloa, el convoy del presidente López Obrador llegó a la comunidad de La Tuna, municipio de Badiraguato, la tierra de El Chapo Guzmán, y se detuvo.

Se bajó de la camioneta y siguió a un hombre alto que le indicaba el camino hacia una Pick Up blanca, con una mujer mayor en el asiento del copiloto, y se la indicó con el brazo extendido.

-Te saludo, no te bajes, no te bajes, -le dijo el presidente. -Ya recibí tu carta –le dijo mientras le estrechaba la mano.

-Ven, ven, ven, le insistió la mujer desde la ventanilla, mientras un hombre de camisa y lentes oscuros, ensombrerado, se le pegaba en forma insistente.

Sí, sí, sí –le contestó-. Ya recibí tu carta, -tomando distancia del vehículo para regresar al suyo.

-Ándele pues… -le dijo la madre de Joaquín Guzmán Loera mientras López Obrador desandaba el camino.

Antes de darse la vuelta, pegado a la ventanilla de la mujer, el sujeto de camisa y lentes oscuros y ensombrerado, agarró al presidente del brazo izquierdo, y una integrante de la ayudantía, de su seguridad, le apartó la mano a lo que el sujeto respondió de mala manera poniéndosela en la espalda y así lo acompañó hasta su vehículo sin que se supiera el contenido de lo que le dijo quien resultó ser uno de los abogados de Guzmán Loera.

El video fue subido de inmediato a redes, no por su oficina de comunicación, sino por la gente de Guzmán Loera.

A disgusto, ayer en la mañanera dijo: Sí, sí la saludé. Hicieron un escándalo nuestros adversarios los conservadores. Me dijeron que allí estaba la señora, que me quería saludar, me bajé de la camioneta y la saludé. Es una señora de 92 años. No iba a dejar a una mujer mayor con la mano tendida.

Fue, pues, su decisión.

El encuentro fue, si no previsto, sí organizado, sin entender para qué tomó ese riesgo innecesario, que nadie le iba a reconocer y a él le iba a costar.

RETALES

1. CAÍDA.- El desplome de la mezcla mexicana de petróleo a 10.37 dólares, es el peor desde el 11 de marzo cuando cerró a 10.16. Hoy el precio presupuestado es de 49 dólares. Este es un impacto en los ingresos y, por tanto, en el presupuesto de Egresos cuando seguimos sin saber a cuánto hicieron las coberturas y sobre qué número de barriles;

2. SIGUE.- En Veracruz la violencia no para ni con la pandemia. Ayer, en Papantla, Veracruz, mataron de tres tiros a la reportera María Elena Ferral, corresponsal allí del Diario de Xalapa y de la Opinión de Poza Rica. En Veracruz sigue la inseguridad.

3. INFARTO.- Ayer por la mañana, en su casa, Gerardo Ruiz Esparza, secretario de la SCT en el sexenio pasado, sufrió un infarto cerebral. Lo llevaron al Hospital ABC de Observatorio y lo operaron. Le retiraron tres coágulos cerebrales y le indujeron un coma de 48 horas sin saber las secuelas. Su estado es delicado.

Nos vemos mañana, pero en privado.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo