Opinión

Migración y Trump, bombas de tiempo

EN PRIVADO

Por  Joaquín López Dóriga

No pueden anteponer cambio a legalidad. Lo siento. Florestán.

El ultimátum de Donald Trump al presidente López Obrador fue binario: aranceles hasta de un 25 por ciento a todas las exportaciones mexicanas a Estados Unidos o colaboración total en el problema de la migración.

Y el gobierno del presidente López Obrador se fue por el mal menor: contener la migración.

El primer paso fue cambiar la política migratoria de bienvenida a contención, utilizando toda la fuerza pública encabezada por la Guardia Nacional, que se estrenó con este enorme reto, la Policía Federal y las estatales y municipales que se convirtieron en agentes migratorios por encima de la ley y haciendo lo que los mismos estadunidenses han vetado: que sus policías intervengan en temas migratorios, y tienen prohibido solicitar documentación a particulares, a menos que delincan.

Aquí, repito, por encima de la ley, todos esos escalones de la fuerza pública hacen funciones migratorias e ilegalmente piden documentación, por igual, a mexicanos y extranjeros.

No es función de esas policías detener migrantes, ni siquiera exigirles identificación; tampoco lo es irrumpir en centros de acogida para hacer revisiones documentales, ni lo es de la Guardia Nacional impedir el paso a particulares a la frontera de Estados Unidos, porque a ninguna de esas fuerzas les es permitida legalmente esa función.

Yo coincido con el presidente López Obrador cuando reitera que fuera de la ley, nada; por encima de la ley, nadie.

Pero nada es nada, y nadie es nadie.

Además, así no se va a resolver este problema del nuevo milenio, la migración, cuando además, hoy, se carece de presupuesto e infraestructura física para atenderlo.

¿Habrá sido esta opción mejor para el país que la de los aranceles?

El tiempo lo dirá.

RETALES

1.- ASALTO.- Se consumó el asalto constitucional en el Congreso de Baja California que amplia de dos a cinco años el mandato de Jaime Bonilla. La Corte ayer rechazó dos controversias constitucionales y Gobernación se escinde cuando la titular, Olga Sánchez Cordero dice que es inconstitucional, y su segundo, Ricardo Peralta antepone el cambio a la legalidad;

2. FALTA.- Llamó la atención anoche la ausencia de Olga Sánchez Cordero en el anunciado acto en el salón Juárez, donde firmaría un convenio de colaboración democrática con el Instituto Electoral de la Ciudad de México. Por la mañana el presidente dijo que él, no quería que se fuera; y

3. MESAS.- El presidente ordenó que se establezca una mesa que encabezará Alfonso Romo para que con el sector privado, se analice el tema energético. Tras una reunión con empresarios, Carlos Salazar, presidente de la CCE, dijo que López Obrador aceptó la participación privada en petróleo, gas y electricidad y que toda la petroquímica será con inversión privada. Falta llevarlo al terreno de los hechos.

Nos vemos mañana, pero en privado.