Opinión

Tirando la piedra al pasado y sin ver al futuro

EN PRIVADO

Por  Joaquín López Dóriga

En estos días no estoy viendo nada claro. Florestán.

La contaminación es un problema mundial que algunos que se resisten a aceptar como otros niegan el cambio climático y denuncian conspiraciones de gobiernos y consorcios para aumentar poder y ganancias.

Podrán decir lo que quieran pero ese problema ha crecido y se usa con fines políticos, como si los demás, todos, no fuéramos el problema.

Y quiero saber, lector, con todo respeto, eso sí, ¿qué ha hecho usted para combatir la contaminación? Y me lo pregunto yo mismo:

¿Hemos dejado de usar el plástico, popotes, botellas, platos, vasos y cubiertos, bolsas, cremas, jabones, pastillas, empaques, guantes, cepillos de dientes, cargadores, cables, plumones, marcadores, plumas desechables, encendedores, por mencionar algo?

La verdad es que, salvo excepciones, la cultura medioambientalista solo existe en los discursos de los políticamente correctos y el ser humano es el peor depredador del medio ambiente, lo que nos ha llevado al momento en que estamos y que, por días, ha superado a la peor ciudad del mundo, Beijing.

Es cierto que la autoridad tiene que hacer su parte, pero si todos los demás no la hacemos, el problema seguirá agravándose, como lo vivimos en este Valle de México desde el sábado de la semana pasada: unos niveles de contaminación no vistos por el factor que nos acaban de descubrir: la partícula PM-2.5, mucho más dañina que el ozono, lo que los legos ignorábamos aun padeciéndola.

He registrado, también, el reparto de culpas al gobierno, de éste al anterior y al anterior y al anterior, bueno, a este último ya no porque eran los mismos, pero no le encuentro sentido a ese endoso y frustrados deslindes, cuando el reto es la búsqueda de soluciones, imposibles si no participamos todos y en forma permanente.

No permitamos, pues, que se politice esta grave crisis, porque nos va a ir peor, y hagamos cada uno, todos, gobierno y sociedad, lo que nos corresponde.

RETALES

1. BOCAS.- El presidente anunció que la construcción de la refinería de Dos Bocas, en Tabasco, inicia el 2 de junio, pero la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente, que dirige Luis Vera, dijo que no ha recibido los estudios de impacto ambiental y que mientras no los tenga y vea su viabilidad, no podrán empezarla;

2. ENCUENTRO.- El lunes por la tarde, en Palacio Nacional, el presidente recibirá a la dirigencia de la CNTE que ha reiterado su rechazo a la nueva reforma educativa. A decir de Esteban Moctezuma, la obtención de plazas es el punto fino a definir. López Obrador ha dicho que en las leyes secundarias incluirán sus observaciones. Pero no cederá ni presupuesto ni plazas; y

3. GUARDIA.- En el tema de las leyes reglamentarias de la Guardia Nacional, en el Senado, no hay consensos, según ha reconocido Ricardo Monreal. El punto es que en las leyes secundarias está el diablo.

Nos vemos el martes, pero en privado.