Opinión

¿Se sacrifica el nivel de juego?

RINCÓN BEISBOLERO

Por  José Carlos Campos

OPINIONES.- El inicio de la campaña 2020-21 de la LAMP ha servido para entre otras cosas, leer y escuchar algunas opiniones que versan sobre el evidente (y natural) impacto que tenido la decisión tomada en esta atípica temporada de que los diez equipos ocupen a solamente tres extranjeros y en su sustitución, se eche mano de varios novatos mexicanos.

La irrupción de tanto pelotero de nuevo cuño parece ser un mensaje entre líneas de que se ha sacrificado el nivel de juego en aras de salvar la campaña. No tiene nada de malo, solamente que de alguna manera se rompe la tradición del beisbol invernal de siempre privilegiar la calidad del show.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Lo que se ha visto en estos pocos juegos que se han realizado, en su gran mayoría, es la aparición de talento nativo joven, algunos de relieve pero en su mayoría evidenciando que como muchas cosas en la vida, lo que se requiere es tiempo. Pocos saltan al éxito de la noche a la mañana, solo la práctica puede  confirmar expectativas.

Tal vez sea que mucho de lo que alce la mirada al calor de la actual Serie Mundial, en donde los Dodgers muestran en acción a los aún jóvenes Julio Urías y Víctor González, presumiblemente émulos a quienes se quiere ver replicados casi de forma inmediata.

No hay que olvidar que a final de cuentas, los dos lanzadores zurdos son hechuras del beisbol de Ligas Menores de Estados Unidos, que fue allá donde se pulió su talento y en consecuencia, la aspiración inicial debe ser la de cruzar la frontera, instalarse y esperar el llamado.

El otro impacto de esta aparición masiva de peloteros jóvenes es el preguntarse si es que realmente en México abunda el talento, si es que estamos repletos de futuros estelares calidad de exportación o de si todo se constriñe a imaginar relevos generacionales de gran calado, algo que no es de menor importancia.

A veces vale la pena sacrificar la tradición en aras de una futura aspiración.

RESULTADOS.- Se pone interesante desde el inicio la LAMP, con resultados que llaman la atención como lo sería la seguidilla de siete triunfos de los Yaquis de Ciudad Obregón que resulta de contraste con las siete derrotas abriendo campaña de los Águilas de Mexicali.

En todo caso, no está de más recordar que es apenas la primera de las tres temporadas en una que se juega en el invierno, en esta ocasión una campaña que se lleva a cabo bajo la amenaza permanente y sostenida de una crisis sanitaria que pone en jaque la permanencia del espectáculo. Ahora sí que esto se juega en el día por día.

Hay ocho lugares disponibles para los playoffs, así que la apuesta fuerte es mejorar en la segunda vuelta para aquellas novenas que en la primera fase se queden rezagados. Por ahora, en Mexicali se encendió la luz amarilla, el chiste es que no prenda la roja.

DESCANSO.- Día de asueto en las Grandes Ligas, se tomó un descanso la Serie Mundial que hoy se reanuda con el escenario de empate a un triunfo entre los Rays de Tampa y los Dodgers de Los Ángeles.

Los de Florida obtuvieron el gane en un segundo choque en donde su bullpen tuvo que aguantar los embates contrarios tras la salida del abridor Blake Snell, quien durante poco más de cuatro entradas se vio muy dominante.

Lo curioso de este segundo juego vino a ser que Dave Roberts, mánager de los Dodgers, decidió no irse con uno de sus abridores, sino que operó un plan en el cual varios de sus relevistas vieron acción. Al final no le resultó el plan y su equipo cargó con la derrota. Ya veremos hoy viernes lo que sucede y en México, interés especial por el juego de mañana sábado, en el que subirá a la loma por los californianos, Urías, presencia importante que no denota nada más que interés, no fiebre. No es lo mismo lo blanco que amarillo.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo