Opinión

La importancia de la subsistencia de las empresas

SOCIEDAD Y DERECHO

Por  Juan Bautista Lizárraga Motta

Aspectos de negocios cerrados.(Foto temática El Debate)

Aspectos de negocios cerrados. | Foto temática El Debate

El artículo 31, fracción IV, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos dispone que todos tenemos la obligación de contribuir al gasto público mediante el pago de impuestos, derechos, contribuciones de mejoras y aportaciones de seguridad social, las cuales debes ser equitativas y proporcionales.

Los ingresos que se captan por cada una de estas cuatro clases de contribuciones tienen diferentes particularidades y fines, pero todas coinciden en que su objeto es el sufragar las necesidades de la población.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

“La razón de ser de las contribuciones es la protección y ayuda mutua, con los recursos combinados del grupo, en beneficio de aquellos que se encuentren en situación de necesidad”.

Ese es el motivo histórico y esencial por el que las antiguas civilizaciones se unieron en grupos, los que eventualmente dieron origen a los países de hoy en día.

La humanidad está viviendo una situación inédita en toda su historia, por primera vez la economía global está paralizada. Jamás, ninguna otra emergencia sanitaria ha tenido las repercusiones y alcances de esta.

La rescisión económica provocada por la paralización comercial y la consecuente falta de capacidad de pago de prácticamente todos los sectores de la población ha obligado a los países a implementar medidas extraordinarias para proteger a su población.

Es así como muchos países han destinando dinero del erario público, tanto para aquellas personas que pertenecen a los sectores más vulnerables, así como para el mantenimiento de las industrias, las cuales son esenciales para la generación y mantenimiento de los empleos.

Sin embargo, en nuestro país, por desgracia, se está haciendo lo contrario. No sólo no hay apoyos económicos directos a los que más lo necesitan, sino que, además, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público ha mantenido una política de cero ayuda a los contribuyentes. ¿Acaso no entienden nuestras autoridades que esta crisis nos está afectado a todos por igual y que si no apoyan en este momento a las empresas se perderán fuentes de empleo y generación de riqueza en perjuicio de todos?

De continuar este actuar irresponsable e insensato de nuestras autoridades, seguramente nos llevará a la peor crisis económica de nuestra historia, con las terribles repercusiones que ello conlleva.

Por lo cual, resulta de la mayor importancia y urgencia el cambiar el curso de las decisiones, iniciando por otorgar prórrogas en el pago de las contribuciones, con lo que se protegerían, en principio, las fuentes de empleo de millones de mexicanos.

Como siempre, un placer saludarlo, esperando que estas pocas letras hayan sido de su agrado y, sobre todo, de utilidad. ¡Hasta la próxima!

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo