Opinión

La primera mujer abogada en México

SOCIEDAD Y DERECHO

Por  Juan Bautista Lizárraga Motta

SOCIEDAD Y DERECHO(Foto temática Pixabay)

SOCIEDAD Y DERECHO | Foto temática Pixabay

La palabra abogado proviene del latín advocatus, que hace referencia a aquellas personas que se dedican a defender, en juicio, los intereses o causas de los litigantes.

El 12 de julio se celebra el Día del Abogado en nuestro país. Su historia se remonta a hace casi 500 años, cuando todavía México era colonia española, época en la cual el rey Carlos I ordenó establecer en la Nueva España un centro de estudios universitarios de las ciencias, por lo que el 25 de enero de 1553 se instauró la Real y Pontificia Universidad de México, estableciendo las facultades de Cánones y la de Leyes, impartiéndose por primera vez la cátedra de Derecho el 12 de julio de ese mismo año.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

No obstante, fue hasta 1898 cuando se gradúa la primera abogada en nuestra nación, la licenciada María Asunción Sandoval.

María Asunción fue la primera mujer en México en obtener el título de licenciada en Derecho, contando con apenas 22 años de edad.

Tuvo que vencer enormes dificultades para terminar sus estudios profesionales, ya que, para la época, la mujer era considerada como ciudadano de segunda categoría, al no gozar de las mismas prerrogativas y derechos que los hombres, además de tener que enfrentarse a los prejuicios y pensamientos cerrados y obtusos que prevalecían en la sociedad porfiriana.

Aunado a ello, se sabe que era huérfana de madre desde muy pequeña, lo cual, sin duda, hizo de su culminación universitaria una proeza aún más meritoria y admirable.

Tenemos conocimiento también que la licenciada Sandoval se casó y tuvo hijos, pero aún así ejerció su profesión, la cual combinaba con la labor de esposa y madre.

Sin lugar a dudas, la licenciada María Asunción Sandoval es un ejemplo de que no importan las avasalladoras adversidades ni las circunstancias con las que te tocó nacer, cuando tienes una meta clara y el enorme deseo de llegar a esta, nada puede detenerte, la voluntad se vuelve indestructible.

¡Feliz Día del Abogado!, y a trabajar por un mejor régimen democrático y un mejor país.

Como siempre un placer saludarlo, esperando que estas pocas letras hayan sido de su agrado y sobre todo de utilidad.

¡Hasta la próxima!

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo