Opinión

Hank Aaron y Babe Ruth, o sea, dos número uno

EN LA PELOTA

Por  Juan Vené

Coral Gables, Florida (VIP-WIRE). “El amor es la única fuerza capaz de transformar a un enemigo en amigo”… Martin Luther King Jr.

Entre el 2020 y lo que va de 2021, han muerto unas dos docenas de figuras relevantes del beisbol. Pero nadie ha provocado comentarios tan emocionados como Hank Aaron, el negro de Alabama, quien pudo superar el mito de un blanco, que había permanecido inviolable durante 38 años.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Hoy día, Babe Ruth y sus 714 jonrones, igual que Aaron con sus 755, alcanzados hasta 1976, cuando se retiró, son dos figuras veneradas igual por negros que por los de otras razas involucrados con el beisbol.

A los 86 años de edad, murió Aaron el viernes, mientras dormía, no se ha informado la causa. Fue uno de los más caballerosos personajes que he tratado en este ambiente. Y esta opinión no es ninguna originalidad, puesto que lo mismo afirman ejecutivos, mánagers, coaches, bigleagers, peloteros de las menores y toda la gente de los medios que lo trataron.

A través de mensajes escritos y por llamadas telefónicas, Aaron se vio acosado por fanáticos blancos, cuando amenazaba con llegar al récord del Babe. Entonces dijo:

“Quizá ellos hacen lo que deben hacer, o lo que creen deben hacer. Es posible que estén en lo correcto”.

Muere Aaron cuando reaparecen los gloriosos Kansas City Monarchs, el más famoso equipo de las Ligas Negras. Jugará en la Liga Independiente América Association.

Vuelven a los 100 años de haberse fundado e, igualmente, a los 100 años de la inauguración de la Liga Nacional Negra. Ellos ganaron 10 campeonatos en aquel beisbol.

Los Monarchs, que ahora no serán integrados por solo negros, jugarán con otros nueve equipos, Rosemont, Illinois; Fargo, North Dakota; Gary,  Indiana; Franklin, Wisconsin; Winipeg, Manitoba; Clearborne, Texas; Lincoln, Nebraska; Sioux City, Iowa y Sioux, South Dakota.

Hank Aaron es y siempre lo será, empatado con Babe Ruth, primero en simpatías. También posee Aaron el liderato en carreras impulsadas, dos mil 297; segundo en jonrones, 755; tercero en incogibles, tres mil 771; cuarto en carreras anotadas, dos mil 174.

Va a reunirse con los otros estelares negros que Papá Dios tiene en su róster, Leroy (Satchel) Paige, Rub Foster, Joshua Gibson, Roy Campanella, Don Newcombe, Jackie Robinson, Frank Robinson, Monte Irvin, Bob Gibson, Curt Floot.

Y recordarán en sus tertulias celestiales aquella alineación de puros negros, presentada por los Piratas el primero de septiembre de 1971: Los outfielders, Willie Stargell, Gene Clines,  Roberto Clemente. En el infield, Rennie Stennett, Jacinto Hernández, Dave Cash, Al Óliver. Catcher, Manny Sanguillén. Pitcher, Dock Ellis. 

ATENCIÓN.. El archivo de estas columnas en Google si entras por El deporte vuelve a unirnos. 

Gracias a la vida, que me ha dado tanto, incluso un lector como tú. 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo