Opinión

Viejo, mi querido viejo, ahora ya camina lerdo

EN LA PELOTA

Por  Juan Vené

Foto temática.(Pixabay)

Foto temática. | Pixabay

Coral Gables, Florida (VIP-WIRE). El Día del Padre es igual que el Día de la Madre, pero devaluado…

De Piero y José Tcherkaski.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Es un buen tipo, mi viejo… Que anda solo y esperando… Tiene la tristeza larga… De tanto venir andando… Yo lo miro desde lejos… Pero somos tan distintos… Es que creció con el siglo… Con tranvía y vino tinto…

Cierto, madre hay una sola. Ahora, los Padres son 26 en el róster. Noooo, todos los Padres no son de San Diego. Los Padres de San Diego son padres solteros. Sííí… El beisbol tiene a sus Padres de San Diego, pero el beisbol no tiene madre.

Ante el Día de la Madre, el del Padre es un premio de consolación. Hablan mucho de los hijos sin padre, y todos se compadecen de ellos. Pero, ¿qué tal los padres sin hijos?... Pregunto yo, ¿no?

A los curas les agrada que uno los llame padre. O sea, “dime de qué presumes y te diré de qué careces”. Como madre hay una sola, ella, que nos ha parido a todos, tendrá que ir mañana por ahí, felicitando a todos los padres.

Viejo, mi querido viejo… Ahora ya camina lerdo… Como perdonando el viento… Yo soy tu sangre, mi viejo… Soy tu silencio y tu tiempo… Él tiene los ojos buenos… Y una figura, pesada… La edad se le vino encima, sin carnaval ni comparsa… Lo  bueno de ser padre y no madre, es que en nuestro día los hijos no nos ponen a cocinar para todos ellos.

Si siempre has querido a tu mamá más que a tu papá, ¿por qué te sorprendes de  que tus hijos quieran más a su madre que a ti?. El Día del Padre es igual que el de la Madre, pero con regalos más baratos y menos flores. Grandes ventajas de los padres sobre las madres…: No tenemos que dar a luz y podemos orinar cómodamente en cualquier parte, incluso dentro de una botella.

¿Por qué solemos decir…: ¡¡Esa muchacha está padríííííísima!!? Ninguna organización sin fines, ni con fines, de lucro se ha ocupado de defender a los padres. Muy fácil olvidar el Día del Padre. Imposible olvidar el Día de la Madre. A todo padre irresponsable deberían inyectarle en el cerebro estas cinco letras…: c-o-n-d-ó-n.

Yo tengo los años nuevos… Y el hombre los años viejos… El dolor lo lleva dentro… Y tiene historia sin tiempo… Viejo, mi querido viejo… Ahora ya camina lerdo… Como perdonando el viento…  Yo soy tu sangre, mi viejo… Soy tu silencio y tu tiempo… Yo soy tu sangre, mi viejo… Soy tu silencio y tu tiempo… 

-O-O-O-

Sí, ya sé…: las frases del Día de la Madre fueron superiores a las de hoy… Así es esta vida…

Mi abrazos a todos los padres…

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

Síguenos en
  • En la Pelota

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo