Opinión

Judicatura anula a Acciones Colectivas de Sinaloa

Por: Fernando Zepeda

Machetazo a caballo de espadas. No es poca cosa. Es un revés al despacho Álvarez y Asociados, que en los últimos años y con mayor intensidad en los últimos meses se han erigido como los “defensores” de Mazatlán. Claro que no es gratuita esa defensa. Es una empresa y cobra por sus honorarios...Y bien. Y es que el Consejo de la Judicatura Federal resolvió retirarse el registro a la asociación civil Acciones Colectivas de Sinaloa. Tenemos enfrente un documento que da cuenta de esa resolución. Y se da entre otras cosas por un conflicto de intereses, pues su presidente es David Cristóbal Álvarez Bernal, quien también fungía como director del conocido despacho de abogados. El caso de la defensa de la laguna donde se construye actualmente la avenida Bahía es noble por donde quiera vérsele. Pero en la demanda aparece la mencionada asociación, y el que lleva la defensa jurídica es el despacho de quien aparece como presidente. La denuncia fue promovida por la empresa Ford Motor Company, que al revisar la demanda de la asociación Acciones Colectivas de Sinaloa, se percató de que su presidente era el mismo abogado que realizaba la defensa. Y que el domicilio era el mismo del Bufete Álvarez Asociados. Hay otro juicio, que se sepa, presentado por esa agrupación contra el mal servicio del transporte urbano. Paralelamente hay un grupo de empresarios de bienes e inmuebles que elaboran una posible demanda contra el mismo despacho. Pero se guarda hermetismo.
 

Con un pie fuera. Los exalcaldes panistas lo saben. Pero les asiste el derecho de apelar. Nos referimos a los exalcaldes Alejandro Higuera y Carlos Felton, que junto con otros seis, fueron inhabilitados para ocupar cargos públicos al encontrárseles como posibles responsables del desorden que impero en la construcción del famoso tiburonario. Acudieron, como lo habían adelantado, ante el Tribunal Administrativo para impugnar la decisión de la síndica procuradora de Mazatlán. Dos son las lecturas. Una jurídica que aseguran que la inhabilitación va sustentada y apegada a la ley. Y que en consecuencia resultará difícil que la echen abajo. O al menos tendría que cubrir un largo proceso de impugnaciones. Y la otra es la política. Se antoja difícil que este proceso al que estarán sujetos Higuera y Felton logren salvarlo a tiempo para poder entrarle a la puja de las candidaturas. Aunque en el caso de Felton, ya aclaró que él no busca ninguna candidatura. La situación política para ambos y los otros seis panistas que ya ni se mencionan, es un verdadero albur para el PAN y sus aliados. ¿Qué tal si al concluir el proceso (en el caso que sea rápido) resuelven que son responsables? Simplemente dejarían “colgados” a los partidos. Así de fácil. ¿Se la juegan?
 

Jorge Abel y sus chantajes. El exalcalde Jorge Abel López dice que quiere competir por la candidatura a la alcaldía. ¡Ojalá y lo haga! Pero primero tendría que renunciar a la delegación de Semarnat. Cada campaña electoral es momento de cosecha. Y de eso Jorge Abel es especialista. Verlo medirse contra Fernando Pucheta, virtual candidato a reelegirse, permitiría saber qué tanto la sociedad mazatleca ha dejado en el olvido el trienio jorgeabelista, donde el abuso y manoteo de dineros se compara con la administración feltonista. Más de alguno sacará los pendientes de Jorge Abel.

En esta nota:
  • En el Blanco
  • Machetazo a caballo de espadas
  • Anulan Acciones Colectivas de Sinaloa