Opinión

Jugar con la salud y la economía de los mexicanos no tiene nombre

EN ELBLANCO

Por  Fernando Zepeda

Jugar con la salud y la economía de los mexicanos no tiene nombre(Foto: EL DEBATE)

Jugar con la salud y la economía de los mexicanos no tiene nombre | Foto: EL DEBATE

Se hacen o son. Jugar con la salud de los mexicanos. Jugar con la situación económica que enfrentan miles de familias de mexicanos, en verdad no tiene nombre. México acaba de llegar a ocupar el tercer sitio mundial en número de personas muertas a consecuencia del coronavirus. Leyó bien. El tercer sitio. Y para nada es fortuito llegar a ese lugar, tan solo superados por Estados Unidos y Brasil.

Es producto de la equivocada estrategia que el Gobierno Federal implemento para contener la pandemia en México. No combatirla. ¡No!, fue contención. Y todavía hay quienes creen que vamos bien. Y todavía hay quienes caen a las cortinas de humo y distractores que está presentando el presidente López Obrador.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

Producto de la mala estrategia contra el coronavirus, México sumó ayer 46 mil 688 personas muertas. Vea usted si no han jugado con los mexicanos, pues nos quisieron hacer creer que la pandemia “ya estaba domada”, que la curva de contagios y muertes ya había sido “aplanada”.

Nos han tratado y siguen haciéndolo como un país de mayoría ignorantes. Oculta la realidad, maquillan las cifras. Y a diario se presentan en medios para hacerlo y encima del luto por estos miles de muertes, se ríen ante las cámaras. A los 424 mil 637 casos confirmados oficialmente, se deben sumar los 90 mil 022 que el propio gobierno califica de “sospechosos”.

 
Jugar con la salud y la economía de los mexicanos no tiene nombre

Si se hace esto, entonces México tendría en realidad más de medio millón de casos confirmados. Para ser exactos 514 mil 659. Así de grave la situación. Y como el semáforo epidemiológico lo han convertido también en “semáforo político”.

Los gobernadores de 10 estados del país hartos de tantas mentiras, hartos de que se el Gobierno Federal ahora intente trasladar la responsabilidad de la pandemia a los estados y municipios, demandaron en un documento la renuncia del subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell. Claro está que el presidente López Obrador soltará una carcajada. Porque está probado que él es quien puso, apoya y respalda a López-Gatell.

Los gobernadores de Aguascalientes, Chihuahua, Coahuila, Colima, Durango, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nuevo León y Tamaulipas son los que firman el documento. Pero debieron de apuntar sus baterías más arriba. López-Gatell es tan solo el títere. El titiritero es el verdadero responsable.

Mazatlán y Culiacán, en rojo. El semáforo epidemiológico dado a conocer ayer por el secretario de Salud en Sinaloa, Efrén Encinas, es claro. Culiacán y Mazatlán aparecen en rojo con el mayor número de pacientes activos de coronavirus. Pero en Mazatlán pareciera que nada sucede. Que la pandemia desapareció como por arte de magia.

Muchos de los visitantes y locales pasean por el malecón y visitan las playas sin cubrebocas. Al fin que el presidente López Obrador tampoco lo usa. Aquí ya se acabó la pandemia, pareciera suceder. Lo que provocará seguramente un disparo en el número de contagios.

El uso de cubrebocas. El Consejo Estatal de Seguridad en Sinaloa lo trató como una medida “necesaria” e indispensable. Pero lo puso como “recomendación”. Lo que el Partido Sinaloense a través de su dirigente, Melesio Cuen, ha planteado es que el uso del cubrebocas sea obligatorio.

Cuen lanzó una iniciativa y la recolección de firmas de sinaloenses para que sea obligatorio el uso de cubrebocas. Ya en 20 estados del país es obligatorio, ¿por qué en Sinaloa no? La propuesta del PAS y la presión social provocaron que el Consejo Estatal de Seguridad abordara el tema.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo