Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Juventud acumulada

COMPÁS Y ESCUADRA

"La juventud no es un tiempo de la vida, es un estado del espíritu" M. Alemán. Apreciables lectores, cuánto placer experimento al estar de nueva cuenta con ustedes y poder a través de este medio recuperar un tema del que quizás nos cuesta trabajo pensarlo, porque quien tiene corta edad ansía tener más, y quien ha acumulado juventud se niega a aceptar que el tiempo nos ha dejado grandes y variadas experiencias, que marcan nuestros actos.

Para quienes estamos en el ámbito educativo, vemos cómo la transmisión de conocimientos ha evolucionado pasando por aquella que se hacía de boca a boca, de maestro a aprendiz, y al implementar los sistemas educativos de un maestro con un número mayor de alumnos en clase para niños y jóvenes, con métodos a veces librescos, enciclopedistas, inductivos, deductivos hasta los constructivistas. Sin embargo, el acto educativo es en sí mismo un evento emocional, sentimental, sicológico, existencial, de significados del que transmite y de quien recibe, es un acto humano, en el que la generosidad del adulto debe vencer las resistencias de la ignorancia del joven. La clave está en la ternura y delicadeza con la que un adulto influye en una persona joven y como ambos median el uno al otro en planos de igualdad y respeto mutuo.

Al hablar de las personas adultas en plenitud, que han acumulado juventud y que también suele llamarles adultos mayores, dedicados o no a la docencia, es reconocer su influencia a favor de la construcción de personalidades seguras, rectas, perseverantes, creativas y dispuestas a enfrentar la incertidumbre que ofrece la vida moderna. "La vejez estorba, sobre todo a los demás. Pero la edad tiene un privilegio, si uno se aburre sabe que no durará mucho".