Opinión

LA GLORIETA

Por: La Glorieta La Glorieta

Meta de votos. En el Partido Revolucionario Institucional se ha repartido el trabajo y se han fijado metas por distritos, municipios y estados para lograr el mayor número de votos posibles para su candidato presidencial, José Antonio Meade Kuribreña. En Sinaloa, la cifra que fue fijada para el Comité de Campaña en el estado es de 560 mil sufragios, que es superior a la votación que obtuvo Quirino Ordaz Coppel para ganar la elección en el 2016, que fue de 427 mil 887; y menor que lo obtenido por Mario López Valdez, que fue de 576 mil 431. Sinaloa es considerado un bastión priista, incluso hace dos años ganó la gubernatura, la mayoría de los municipios y casi todos los distritos; el PRI tiene el control de los ayuntamientos más grandes y el control absoluto del Congreso del Estado, por lo que se espera que el resultado de repita; aunque en estos comicios tendrán una dura competencia con la coalición Por México al Frente y el arrastre que trae Andrés Manuel López Obrador. La estructura unida será clave para lograr esa meta fijada.

Ausentes. Durante el acto de toma de protesta de los integrantes del Comité de Campaña de Meade en Sinaloa, fueron evidente varias ausencias, como la de los candidatos Mario Zamora Gastélum, aspirante a senador, quien estuvo en un curso en la Ciudad de México, para todos los priistas que encabezan las fórmulas al Senado; y tampoco estuvo Jesús Valdés Palazuelos; los diputados federales David López, Enrique Jackson, Martha Tamayo, Gloria Himelda Félix, Evelio Plata; y los senadores Aarón Irízar, Diva Hadamira Gastélum y Daniel Amador Gaxiola. Tampoco asistieron Heriberto Galindo, Juan Millán, Francisco Labastida, padre e hijo; Irma Tirado Sandoval; ni Gerardo Vargas Landeros, pero sí estuvo su hijo, recién nombrado dirigente de la Red de Jóvenes por México en Sinaloa. 

Futuro incierto. Dos de las cartas más fuertes del panismo en Sinaloa, sobre todo en Mazatlán, Carlos Felton González y Alejandro Higuera Osuna, sus candidaturas son de alto riesgo, y no por falta de rentabilidad política electoral, porque la estructura y el nivel de conocimiento hacia el electorado lo tienen, y de sobra, pero las inhabilitaciones que recibieron por la síndica procuradora de Mazatlán, por el caso del tiburonario, podrían impedir que rindieran protesta de los cargos en caso de ganar la elección. El caso más difícil lo tiene Higuera Osuna, porque su inhabilitación es para cargo municipal, y es muy probable que el Instituto Electoral del Estado de Sinaloa le niegue el registro; pero esto también pudiera ocurrirle a Felton González, cuyo caso ya está en análisis del Instituto Nacional Electoral, que el próximo jueves definirá si valida o no esta candidatura.

Curul vacía. La priista Paola Iveth Gárate Valenzuela es de las pocas políticas que puede presumir que ostenta dos cargos de elección al mismo tiempo, es diputada local y legisladora federal, pero en ambos puestos ha pedido licencia, porque buscará la reelección para la curul en el Congreso del Estado, por el Distrito 17. A San Lázaro llegó luego de que Rosa Elena Millán Bueno solicitara licencia; por lo que al separarse del cargo, esa curul quedó vacía, hasta el 31 de agosto, que se instale la nueva legislatura. En el Legislativo estatal, el espacio es ocupado por Emma Karina Millán Bueno, hermana de Rosa Elena. La misma Gárate Valenzuela, nos confirmó que en la sesión de ayer se aprobó su solicitud de licencia, y está lista para solicitar su registro ante el Instituto Electoral del Estado de Sinaloa, que será del 27 de marzo al 5 de abril.

A sacar provecho. Contrario al año pasado, el Gobierno del Estado está convertido en un ente muy dadivoso, que lo mismo rescate hospitales y ayuntamientos, que reactiva programas sociales, como el Empleo Temporal, que tenía seis años sin recursos, y para este, en los que hay elecciones, han destinado 50 millones de pesos, que no sólo será para pescadores, sino para hombres y mujeres que laboran dentro del sector. A esto se le suman despensas, apoyos para motores y embarcaciones menores, pavimentación de calles. Son muchos millones de pesos que están fluyendo del Gobierno del Estado, y eso es bueno para los sinaloenses que más lo necesitan, pero no es bien visto por los partidos de oposición, porque ven que hay fin político electoral.