Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

LA GLORIETA

Por: La Glorieta La Glorieta

Malova en el PRI. Desde el 31 de diciembre de 2016, cuando cedió el poder a Quirino Ordaz Coppel en el Congreso del Estado, Mario López Valdez no acudía a un evento político; y desde hace ocho años, en marzo del 2010, cuando anunció que sería postulado por el PAN como candidato a gobernador, en alianza con el PRD, Convergencia y Partido del Trabajo, no asistía a un acto en el PRI; hasta ayer, que acudió de invitado al auditorio Plutarco Elías Calles del Comité Ejecutivo Nacional del Revolucionario Institucional, a la toma de protesta de José Calzada Rovirosa como dirigente nacional del Movimiento Territorial del tricolor, con quien lo une una amistad que nació cuando ambos fueron senadores. Malova estuvo sentado en primera fila, en medio del secretario de Salud, José Narro Robles, y Carlos Aceves del Olmo, líder de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), y a cinco butacas del candidato presidencial José Antonio Meade Kuribreña. El exgobernador fue el sinaloense mejor colocado en el auditorio, aunque se le vio serio por momentos, en especial cuando los asistentes aplaudían y vitoreaban al abanderado a la Presidencia, pero cuando saludó a Calzada Rovirosa y a otros priistas, lo hizo de forma efusiva y con una sonrisa. Este regreso de Malova al PRI —a la sede nacional del partido— dio mucho de qué hablar, y envía una señal positiva a los malovistas y al Grupo Trébol, que no le ha ido nada bien en los casi 15 meses de la administración de Ordaz Coppel.

Impresiones. Más allá de la toma de protesta de los coordinadores del Comité de Campaña en Sinaloa del candidato presidencial José Antonio Meade Kuribreña, la visita de Manlio Fabio Beltrones Rivera a Culiacán dejó varios mensajes a los priistas, y no dejó muy animados a los que no fueron privilegiados con una candidatura, porque hay mucho pesimismo y realidad por la derrota en la contienda presidencial, de la fórmula al Senado y varios de los distritos y municipios, porque ellos mismos han vivido en carne propia el rechazo ciudadano que tiene el Partido Revolucionario Institucional. Varios de los priistas que fueron consultados han coincidido en que tienen una tarea muy difícil, con todo y la estructura unida en el estado; pero los militantes que no son candidatos no tienen ánimo de invertirle dinero, tiempo ni esfuerzo para hacer ganar a los candidatos, porque ellos se quedarán en la banca. Ese desánimo dejó Beltrones Rivera, porque solo trajo reparto de trabajo, pero no se habló de los recursos para operar las campañas.

Sin reelección. Los nueve regidores priistas de Culiacán ya recibieron la mala noticia de que ninguno iba a ser considerado en la planilla del candidato a presidente municipal, Jesús Valdés Palazuelos, para que busquen la reelección. Para este proceso electoral la planilla se hizo más chica, y de 11 ediles, esta se reduce a siete; y de esos, se negocia con Nueva Alianza para bajarle de dos a uno; y además se incluiría uno del Partido Verde; lo que significa que de nueve priistas, la lista se reduce a cinco. Según nos confirmaron hay dos priistas que están confirmados para ser incluidos en esta lista, uno de ellos es Héctor Orrantia Coppel, expresidente de Cruz Roja Culiacán y de la asociación Accionarse, y Miguel Ángel Amador, dirigente del PRI en Culiacán, quien ha tenido un gris desempeño y prácticamente no se ve su trabajo, pero será premiado con una regiduría. La misma suerte correría la secretaria general del tricolor en este municipio, Raquel Zazueta; y solo quedarán dos espacios más. La próxima semana iniciarán los registros en el Instituto Electoral del Estado de Sinaloa, así que los jaloneos y negociaciones serán intensas en los próximos días.

Licencia. Una semana antes del límite permitido por la legislación estatal en materia electoral para separarse del cargo para poder competir por un puesto de elección, Carla Corrales Corrales solicitó licencia temporal para estar en condiciones de buscar la reelección. En su lugar, el Cabildo cosalteco eligió de manera interina a la regidora del Partido Sinaloense María de Jesús Hernández Sarabia, hasta que el Congreso del Estado acepte el trámite y someta a votación para designar a un nuevo alcalde o alcaldesa por el tiempo que Corrales Corrales esté ausente. Según nos confirmaron varias fuentes en el Ejecutivo y Legislativo, se pretende impulsar a un priista afín al gobernador Quirino Ordaz, para tener también el control de este municipio, y como el PRI tiene mayoría en el Congreso no tendrán problemas en imponer a quien les propongan, por más que el PAS y sus aliados PAN y PRD se opongan.