Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

LA GLORIETA

Por: La Glorieta La Glorieta

Paren de legislar. La coordinadora de los próximos diputados locales electos de Morena, Graciela Domínguez Nava, les puso un “estate quieto” a los legisladores actuales, para que dejen de estar aprobando reformas y creando leyes, porque pueden tener un trasfondo que solo ellos conocen. Al acudir a registrarse en el Congreso del Estado, en compañía de sus 16 compañeros de partido que integrarán la bancada, tres del Partido del Trabajo y cuatro de Encuentro Social, Domínguez Nava dijo desconocer el contenido de las iniciativas que están sacando de última hora, y lo mejor es que dejen de legislar. Puso de ejemplo la reforma a la Ley de Agua Potable y Alcantarillado del Estado, para darle facultades a la Comisión Estatal de Agua Potable y Alcantarillado de Sinaloa (Ceapas), que dirige Juan Ernesto Millán Pietsch, para que pueda ejecutar obras por administración directa, sin necesidad de contratar a terceros, pero sospechan que puede haber algo turbio. Otra iniciativa que solicitan que no se apruebe es la Ley de Movilidad, que sería votada en la sesión extraordinaria del lunes.

Buscan mayoría. El grupo parlamentario de Morena, que por ahora es conformado por 17 legisladores electos, busca lograr la mayoría por sí solo, por lo que espera que algunos de los 10 diputados electos del Partido del Trabajo y Encuentro Social se sumen a ellos, como ocurrió en la Cámara de Diputados y de Senadores. En el caso de Sinaloa, el dirigente estatal del PT, Leobardo Alcántara Martínez, buscó sumar a los pesistas a su bancada, para convertirse en la primera minoría y presidir la Mesa Directiva en el primer año de la Legislatura, y aunque ya había convencido a los próximos legisladores, la dirigencia nacional impidió que se hiciera el cambio. Los petistas aspiran a tener de nueve a 10 diputados, pero se podrían quedar con un par en caso de concretarse los movimientos en el Palacio Legislativo. Las negociaciones continúan, y la decisión será tomada con base en la conveniencia de la coalición Juntos Haremos Historia, que continuará durante los tres años de la Legislatura, para sacar adelante los temas que tienen en la agenda.

Precio justo. En el Partido de la Revolución Democrática recordaron que su esencia es la lucha social y defensa de las causas justas, y tras haber obtenido el peor resultado electoral de su historia, que los dejó sin registro estatal, su dirigente, Audómar Ahumada Quintero, anunció que pondrán en marcha una campaña para recoger firmas en módulos que instalarán en lugares público y por internet, para respaldar una iniciativa para reformar el Impuesto Especial de Producción y Servicios (IEPS), para que este deje de aplicarse a la gasolina, con lo cual el precio del litro de este combustible se reduciría entre cuatro y cinco pesos. Los gasolinazos han sido de los temas más criticados por los mexicanos, por el fuerte golpe que ha significado para la economía familiar, para transportistas y otros giros que dependen. La única esperanza que le queda al PRD es volver a encabezar causas sociales, salir de nuevo a las calles, organizar protestas y recuperar seguidores, de lo contrario, están próximos a perder el registro nacional y quedar prácticamente desaparecido en Sinaloa, en donde mantuvo una curul en el Congreso del Estado.

No pagan. El Semáforo Delictivo ha sido un instrumento muy utilizado en Sinaloa para consultar y conocer el aumento y disminución de la incidencia delictiva, mes con mes y por municipios; pero como toda aplicación, este tiene un costo, que el Gobierno del Estado pagaba, pero desde el año 2016, el último de Mario López Valdez y lo que va de la administración de Quirino Ordaz Coppel, no han pagado a la empresa que se encarga de diseñarlo y alimentar el portal. Esto ha obligado a los que forman parte de Construyendo Espacios para la Paz, que dirige Rossy Jacobo Lara, a tener que pedir cooperación entre empresarios para juntar el dinero para pagar por el servicio del Semáforo Delictivo, porque no quieren perder esta herramienta que de mucho ha servido para diseñar estrategias de seguridad, aunque muchas de ellas no han funcionado.