Opinión

LA GLORIETA

Por  La Glorieta La Glorieta

Sin presupuesto. La Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos del Estado aún no está vigente debido a que no ha sido publicada en el Periódico Oficial, ya que el decreto enviado por el Congreso del Estado aún se encuentra en revisión del Ejecutivo, quien tiene dos caminos: aprobarlo para que entre en vigor o promover una controversia constitucional (que también será presentada por los diputados del PRI y del PAN) por estar en contra de la reasignación de mil 600 millones de pesos que fue hecha por la mayoría de los legisladores de Morena y del Partido del Trabajo. Para hacer esa reasignación se hicieron recortes en gastos operativos de todas las secretarías del Gobierno estatal, que afectará la operatividad porque se redujo a las partidas de servicios personales y generales. El gobernador tiene ocho días hábiles para publicar el decreto, de los cuales han transcurrido dos.

Caos. Un gran desorden se ha presentado en los últimos dos días en Palacio Municipal por la decisión del alcalde de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro, de obligar a entregar de nuevo documentación a los contribuyentes que acuden para solicitar el descuento en el impuesto predial, trámite que ya hicieron y cuyo beneficio vienen recibiendo desde hace varios años. Lo más grave es la mala organización de la autoridad municipal, que únicamente tiene dos ventanillas para hacer este trámite, y las filas son muy largas, son pocas las sillas y la mayoría de los contribuyentes son adultos mayores. Y todo porque Estrada Ferreiro vio frustradas sus intenciones de eliminar los descuentos que por ley están establecidos, así que ahora obliga a todos a que lo vuelvan a solicitar. Hay que recordar que Jesús Estrada recibe descuento por habitar la propiedad que utiliza como oficina en la colonia Jorge Almada; y ahora quiere que todos demuestren que habitan su vivienda, que son pensionados, jubilados y discapacitados para seguir recibiendo los beneficios que ya tienen. Así las incongruencias de la cuarta transformación de la vida pública en la capital sinaloense. 

Rebasado. El Ayuntamiento de Culiacán se vio rebasado en el servicio de recolección de basura, que fue deficiente durante el Año Nuevo, y apenas hasta hoy viernes será normalizado. De acuerdo con el subgerente de Servicios Públicos, Rodolfo Audelo Avilés, el problema surgió debido al aumento en la generación de basura por las fiestas de fin de año, que fue de hasta 45 por ciento, y eso fue lo que propició el retraso en el servicios de recolección de basura en algunos sectores de la capital del estado. Desde que inició esta administración municipal que encabeza Jesús Estrada Ferreiro se han presentado muchos problemas en la recolección de basura, y han justificado que es debido a que los camiones recolectores están descompuestos, y han tenido que renovar el contrato que la empresa que renta las unidades para que puedan continuar prestando el servicio. Hay muchas colonias que están convertidas en un basurero porque tienen más de tres días que no pasan a recoger la basura.

Seguros. Quienes tuvieron un mal inicio de año fueron los productores agrícolas, ya que comenzaron el 2019 con más de 53 mil hectáreas de cultivos siniestradas debido a las heladas que azotaron el último fin de semana del año 2018. Además, existe el riesgo de que en los próximos días se registren nuevas heladas. El presidente de la Liga de Comunidades Agrarias, Faustino Hernández Álvarez, hizo un exhorto al Gobierno federal para que active de inmediato el programa de Seguros Catastróficos y el Cadena en apoyo a las pérdidas que tuvieron los productores sinaloenses. Y todavía faltan dos meses de la temporada invernal, que ha sido la más intensa de los últimos años. 

Visita. Han transcurrido cuatro meses de las inundaciones que dejaron la depresión tropical 19-E y el huracán Willa a su paso por Sinaloa, y los recursos del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden) todavía no aterrizan en la entidad. Ayer fue cuestionado al respecto el coordinador nacional de Protección Civil, David León Romero, quien no dio certeza sobre esos recursos.