Opinión

LA GLORIETA

Por  La Glorieta La Glorieta

Incumplimiento. El grupo parlamentario de Morena volvió a hacer uso de su mayoría para incumplir los acuerdos tomados en la Junta de Coordinación Política, que se reúne todos los lunes para acordar los órdenes del día de las sesiones de la semana, y ahí se inscriben los posicionamientos y los puntos de acuerdo que se presentan en asuntos generales. Pero, al inicio de la sesión ordinaria de ayer, el legislador morenista Pedro Alonso Villegas Lobo propuso incluir un punto de acuerdo de obvia y urgente resolución para prohibir las corridas de toros, pues un grupo de ciudadanos acudió al Congreso para protestar por los espectáculos taurinos; pero se le explicó que tuvo que haberlo registrado desde el lunes. Sin embargo, le dieron la opción de dejarlo como posicionamiento, siempre y cuando la mayoría del pleno lo aprobara, lo que aceptó Villegas Lobo, y solicitó la votación, siendo apoyado por su bancada, ante la algarabía del público presente, entre ellos los grupos que acuden y vitorean a los morenistas. Así que nuevamente el grupo mayoritario se impuso por encima de los acuerdos que él mismo aprobó desde el inicio de la legislatura.

Protestas. Y como ya es una costumbre, varios grupos de manifestantes convergieron en el Congreso del Estado para gestionar apoyo para sus causas. El contingente más grande fue el de la Universidad Autónoma de Sinaloa, que llenó la parte de abajo, que acudió para solicitar que se apruebe el Presupuesto de Egresos del Estado. El otro grupo grande era el de los maestros jubilados, que fueron colocados en la parte de arriba, junto con docentes de Somos más que 53, que minutos antes tomaron la Auditoría Superior del Estado y se reunieron con su titular, Emma Guadalupe Félix Rivera. En el pleno estuvieron también grupos de animalistas, que piden prohibir las corridas de todos; así como personal de Salud, líderes agrícolas y desplazados de la violencia de Concordia. Como ha sucedido en todas las sesiones a las que acuden, los maestros lanzaron consigas contra los legisladores de los grupos minoritarios, y fueron llamados a guardar silencio por el presidente de la Mesa Directiva, Marco César Almaral. La sesión se desarrolló normal, sin interrupciones, con todo y las protestas. 

Que siempre no. Vaya que Ramón Lucas Lizárraga no las trae consigo recientemente. Primero, hace aproximadamente un año, se le cayó la candidatura a diputado federal de Morena por el distrito 03, según trascendió porque no tenía cómo financiara su campaña, por lo que aceptó la coordinación de la campaña de Jesús Estrada Ferreiro, quien luego de ganar la presidencia municipal de Culiacán lo anunció como secretario del Ayuntamiento. En el largo proceso de transición fue exhibido en redes sociales que lo detuvieron y lo llevaron a Barandilla por conducir bajo el influjo del alcohol; y horas antes de la toma de protesta de Estrada Ferreiro se le cayó el nombramiento, y él declaró que preferiría una delegación federal. El último capítulo de la triste historia en la política de Lucas Lizárraga fue su nombramiento como coordinador del Instituto Nacional de Migración (INM) en Sinaloa, que fue anunciado por él mismo en su cuenta de Facebook, con todo y fotografía incluida en una oficina, donde se ve un logo del INM y la bandera nacional; pero horas más tarde borró la publicación e hizo otra en donde aclaró que no se había concretado la encomienda en el Gobierno federal en este instituto porque aún no había acuerdos sobre la integración final de las delegaciones, por lo que le pidieron esperar; y agradeció los buenos deseos que ha recibido. Esto habla de que su nombramiento se ha tambaleado, aunque seguramente algo le tocará por haber participado en la campaña con la coalición que postuló a Andrés Manuel López Obrador.

Se arrepienten. En la columna de ayer le informamos sobre las pretensiones de los legisladores de Morena para dialogar con Andrés Manuel López Obrador en su próxima visita a Sinaloa, para lo cual elaboraron una carta con la intención de enviarla a Presidencia para solicitar la reunión, pero al final decidieron no hacerlo, y aunque el documento circuló, no fue firmado por ningún legislador. Al ser cuestionada el respecto, la coordinadora del grupo parlamentario de Morena, Graciela Domínguez Nava, explicó que decidieron no hacerlo porque López Obrador tiene cosas más importantes que atender en su visita al estado que meterse en temas del Congreso del Estado. También hay una versión de que les permitieron enviar la carta.