Opinión

LA GLORIETA

Por  La Glorieta La Glorieta

Ceden. A las autoridades municipales de Culiacán no les quedó de otra que ceder a las presiones que hicieron los vendedores ambulantes del centro de la ciudad y del parque Las Riberas, luego de que fueron desalojados de los lugares donde estaban instalados desde hace bastante tiempo. Tras varias manifestaciones, el secretario del Ayuntamiento, Othón Herrera y Ciro, se reunió con los manifestantes y acordaron que volvieran a los espacios donde se encontraban trabajado en lo que el Gobierno municipal elabora un proyecto en el que puedan trabajar sin que obstruyan el espacio público. Con esto se pone fin a la cerrazón que había manifestado el alcalde de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro, quien incluso declaró que no cedería a presiones de nadie. Así como reaccionaron en este tema, deben hacerlo en todos los demás asuntos polémicos que han provocado. Esto ocurre luego de que se inició una campaña para promover la revocación de mandato para destituir a Estrada Ferreiro de su cargo por su forma de gobernar, que no representa los ideales de Morena, según han manifestado militantes de este partido político.

Debate. La revocación de mandato volvió a ser tema de discusión en el Congreso del Estado, que dividió opiniones entre los legisladores. Mientras que los diputados locales del PRI y del PAN criticaron la aprobación de las reformas constitucionales en la Cámara de Diputados, el morenista Marco Antonio Zazueta defendió la nueva disposición legal, que permite que el presidente de la República pueda ser destituido de su cargo a la mitad de su periodo a través de una consulta ciudadana. La priista Gloria Himelda Félix fue la primera que tomó el micrófono para reprobar el hecho de que el mandatario de la nación salga en las boletas en las elecciones del 2021, pues ya no quieren correr el riesgo de que se repita el tsunami de Andrés Manuel López Obrador, que arrasó con la gran mayoría de los cargos de elección en el país.

Comparecencia. Los diputados locales llamaron a comparecer a la auditora superior del estado de Sinaloa, Emma Guadalupe Félix Rivera, quien deberá rendir cuentas ante el Legislativo estatal con tantos procesos pendientes que resolver. La cita será este viernes, y se espera que la titular de la ASE despeje mucha dudas que tienen los legisladores sobre los avances que llevan las auditorías que ha realizado, como al Issstesin, que ha sido de los casos más polémicos. Recientemente, los diputados solicitaron investigar diez entes públicos, entre ellos el Instituto Sinaloense de Cultura, que viene arrastrando serios problemas financieros. 

Validación. El secretario ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública, Renato Ocampo Alcántar, le puso hielo al conflicto que inició la Coordinación Estatal del Consejo Estatal de Seguridad Pública por la renovación del Consejo Municipal de Seguridad de Culiacán, porque, según Ricardo Jenny del Rincón, por medio de un oficio que fue enviado al gobernador Quirino Ordaz Coppel, afirmó que los presidentes municipales deben respetar la vigencia de los Consejos Municipales, instalados a inicios del año 2017, y una vez que sus integrantes hayan concluido su periodo el Ayuntamiento debe lanzar una convocatoria transparente y abierta a la sociedad para tomar en cuenta sus propuestas. Pero Ocampo Alcántar afirmó que el Consejo de Culiacán se formó de forma legal y autónoma, y descartó que el proceso fue a modo para el alcalde Estrada Ferreiro, y que a él sí lo tomaron en cuenta para conformarlo, por eso acudió a tomarles protesta a todos los nuevos integrantes. 

Respaldo. Luego de ser fuertemente criticado por los dirigentes de trece comités municipales de Acción Nacional, Sebastián Zamudio Guzmán, dirigente estatal del partido, por fin fue defendido por alguien. Se trata del coordinador del grupo parlamentario en el Congreso del Estado, Jorge Villalobos Seáñez, quien respaldó el trabajo hecho por el líder panista. Villalobos Seáñez es considerado como el jefe político de Zamudio Guzmán, junto con Adolfo Rojo Montoya, incluso muchos panistas aseguran que son ellos quienes realmente dirigen el PAN en Sinaloa, y Sebastián Zamudio solo es un títere de ellos.