Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

La Diva

GUASAVE

En realidad no le será fácil, pero si hemos de partir de un análisis frío y objetivo, tampoco utópico que Diva Hadamira Gastélum posibilite, con ciertos grados de certidumbre, su proyecto rumbo a la candidatura del PRI por la gubernatura de Sinaloa.

Los senderos que conducen al "tercer piso", habría también que decirlo, se encuentran minados por serios obstáculos, encarnados, sobre todo por su homólogo Aarón Irízar, y el secretario general de gobierno, Gerardo Vargas Landeros.

Y menos se puede ningunear la oportunidad que se le abriría a Jesús Vizcarra, a quien según los que saben, no se le debe ni puede descartar del juego sucesorio, por muchas cosas que luego les cuento, porque ahorita hay mucha gente allá arriba que se siente ofendida.

Tampoco es para dejar fuera de los escenarios del priismo ni despreciar la viabilidad que seguramente tendrán personajes como Aarón Rivas, reciente estrenado secretario de Desarrollo Económico o Sergio Torres, alcalde de Culiacán, el propio Heriberto Galindo o David López.

Sin embargo a la guasavense en su idea por meterse al "arrancadero", no parece importarle los "caballones" que tiene o tendrá por enfrente durante la contienda interna, asumimos, atenida a que la nominación del o la candidata se definirá perpendicularmente desde el centro neurálgico de las decisiones políticas y electorales:Los Pinos.

Quizá la senadora a ese procedimiento es al que le está apostando y hasta lo que sabemos, hoy que el PRI está de regreso con un ejercicio de poder autoritario y autócrata, nada tiene que ver con votaciones a favor o en contra, porque uno solo le bastaría para ver desbrozado el camino a la gubernatura.

Aunque habrá encuestas ordenadas por el CEN del PRI para conocer posicionamientos de los aspirantes, las puntuaciones serán las que menos importen, digo conociendo cómo se las gasta la fuerza presidencial.

Pero bueno, a lo que finalmente queríamos llegar es que Diva Hadamira Gastélum, actual dirigente nacional de las mujeres priistas, tiene su cartel y se puede decir sin caer en exageraciones que es una figura del Revolucionario Institucional, por cuya trayectoria dan las cuentas en materia de rentabilidad estatal, claro, siempre y cuando así lo ordene la nomenclatura central.

Pero requete por supuesto que la senadora igual cuenta dentro del PRI con muchos enemigos, abiertos unos, cordiales otros, y quienes en obviedad de razones tratarán que tropiece en sus aspiraciones de ser la primera gobernadora de Sinaloa. Si lo lograran, realmente no lo sabemos.

De lo que sí estamos ciertos es que la guasavense no es de las que se dejan curar paradas y si bien, aparentemente los vientos que soplan no corren mucho a su favor, lo que percibimos es que tampoco espera que la oportunidad le caiga del cielo.

La Diva, como popularmente se le identifica, no descansa y lo mismo se oye que ayer estuvo en Bulgaria, que hoy anduvo en Nicaragua y mañana estará en Chorohui, Guasave, que en Cosalá o Choix, reuniéndose con grupos ciudadanos y no precisamente para hablarles de cocina.

Por lo pronto intenta sobre una serie de planteamientos directos, propuestas y escuchar de aquellos sus inquietudes, conectar su trabajo legislativo al ánimo popular, por lo que para el 2016 pudiera ofrecerse.

Busca y ello es innegable ser una opción viable de su partido para la candidatura. Que llegue será otra historia.