Selecciona tu región
Opinión

La FGR va por Calderón y Peña Nieto

OJO INDISCRETO

Por Tomás Chávez

-

El caso de soborno por 6 millones 800 mil pesos del que la Fiscalía General de la República acusa al excandidato presidencial panista Ricardo Anaya es solo la punta de la madeja. En el fondo se encamina a justificar el delito de traición a la patria contra Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, único delito por el que pueden ser juzgados los expresidentes, por haber formado una asociación delictuosa de Estado y recibido dinero de Odebrecht, una empresa extranjera para entregar el petróleo a transnacionales.

En el camino también tienen enfocadas las baterías judiciales contra el excandidato priista José Antonio Meade, contra el exsecretario de Hacienda, exdirector de Pemex y yerno de Carlos Salinas de Gortari, Antonio González Anaya. La cacería va en grande, según confirman el fiscal general, Alejandro Gertz Manero, y el titular de la UIF, Santiago Nieto, y los jueces federales ya están aceptando judicializar los casos que surgen del oleaje de acusaciones que ha hecho Emilio Lozoya.

El Instituto Nacional de Migración confirma que Anaya salió huyendo de país desde el 5 de julio, más del mes y medio antes que denunciara, el 21 de agosto, que había persecución política en su contra. “Me quieren encarcelar a la mala y por eso me exilio, habría dicho”. Se confirma también que salió en un vuelo privado del aeropuerto de Reynosa, Tamaulipas.

Al parecer desde antes del 1 de agosto, en que se efectuó la consulta popular para enjuiciar a los expresidentes, en la cual sólo votó el 7 por ciento, pero el 97 por ciento pidió que se les enjuicie y aún más, que los encarcelen, el presidente Andrés Manuel López Obrador y Getz Manero le tomaron la palabra a la oposición, que decía que “los delitos no se consultan, se castigan” y aceleraron las investigaciones.

A Ricardo Anaya lo han ubicado en muchas partes: primero decían que había huido a su casa de Atlanta, luego que a España o a Israel, pero al final la fiscalía lo reportó en Texas y el juez federal que le tomó la declaración vía zoom lo emplazó a que en la próxima comparecencia tiene que estar en territorio nacional, de lo contrario la FGR podría lanzar una alerta roja de la Interpol para aprehenderlo y traerlo a México.

Nunca se había emprendido una cacería de políticos de tan altos vuelos. La fiscalía asegura que con la ley energética le causaron un daño patrimonial al país y a todos los mexicanos, pero hay escepticismo entre la gente, porque en la historia reciente de México no se ha aprehendido a un solo expresidente y han gozado de impunidad. Veremos.

Popurrí. Aunque en la prensa impresa y en los medios electrónicos ya circulan anuncios y avances de lo que será el quinto y último informe del gobernador Quirino Ordaz y el tercero del presidente Andrés Manuel López Obrador, este 1 de septiembre, han logrado muy poco impacto porque la gente ha estado ocupada por la amenaza del huracán Nora, por la polémica del regreso a clases y por la pandemia. Habría que ver qué traen en el morral.

ZAMORA. Reaparece Mario Zamora: el fin de semana lanzó un mensaje desde el Senado.

“No es solo un caso de soborno, es traición a la patria”, fiscal general Alejandro Gertz

Síguenos en