Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

La Glorieta

Cobran factura. La unidad que tanto promueve el PRI en Sinaloa para sanar las heridas y evitar rupturas que les afecte en las elecciones del año 2018, en Navolato no ha hecho eco, porque entre los mismos grupos priistas traen una guerra encarnizada que ayer causó que el Cabildo suspendiera la cuenta pública del cuarto trimestre del 2016, la última de la administración de Miguel Calderón Quevedo, al detectar irregularidades financieras y dejar al municipio en insolvencia económica. Había molestia de regidores de todos los partidos porque no recibieron la información a detalle y no tuvieron tiempo de analizarla con calma, incluso durante la sesión, el edil del PVEM, Martín López, abandonó la sesión por conflicto de intereses, porque él formó parte de la administración anterior y fue el candidato a la alcaldía que apoyó Calderón, en contra de su partido: el PRI. Incluso, López criticó que el tesorero Rigoberto Velázquez haya dado la información primero a la prensa, antes que a ellos. Nos informan que Miguel Calderón operó para intentar sacar adelante la cuenta pública, pero fracasó, y ahora será la Auditoría Superior del Estado la que investigará las finanzas del municipio, y la Comisión de Fiscalización del Congreso del Estado, dictaminará la cuenta pública del segundo semestre del 2016.

Irregularidad. Pero si de irregularidades hablamos, en la administración de Rigoberto Valenzuela Medina, que apenas cumplió 45 días en funciones, ya tiene su primera ‘mancha’ que debe ser investigada. Resulta que el presidente municipal de Navolato, contrató a Luis Guillermo Tolosa Arellano, extesorero de la administración de Evelio Plata Inzunza, jefe político de Valenzuela Medina; quien cobra como asesor externo de la Contraloría del Ayuntamiento, pero en el año 2015 fue inhabilitado para ocupar cualquier cargo público, mucho menos en el gobierno municipal de Navolato, por daño y perjuicio a la hacienda pública durante su periodo como tesorero. El mismo Rigoberto Valenzuela confirmó que Tolosa Arellano cobra en el Ayuntamiento, pero aclaró que no es empleado, sino externo, que al final es lo mismo. No cabe duda que para ayudar al amigo, compadre o familiar no hay límites, incluso violando la misma Ley. El Congreso del Estado o la Auditoría Superior del Estado debe hacer algo para investigar este caso.

Indignación. Además de vivir con miedo por los últimos enfrentamientos a balazos entre grupos rivales de la delincuencia organizada, los habitantes de Villa Juárez, Navolato, están muy enojados por las declaraciones que han dado las autoridades porque dicen han minimizado los hechos que han ocurrido, y que ha derivado en la suspensión de clases porque los padres no se animan a mandar a sus hijos a las escuelas, por temor a que sean víctimas de una bala perdida o un incidente de violencia. Por lo que han tomado la decisión de parar labores en las escuelas el día de hoy, en señal de protesta por la indiferencia de las autoridades en el estado. Nos dicen que ya ni pueden dormir tranquilos porque temen que de un momento a otro inicie otra balacera.

¿Y la queja? Vaya escándalo que hizo hace unas semanas en diputado Marco Antonio Osuna Morena por la denuncia que interpondría en contra del panista Roberto Cruz Castro, presidente de la Mesa Directiva, esto según el priista porque violaba la ley orgánica del Congreso local a su antojo, y que además el panista hacía uso de la tribuna para tintes políticos. Han pasado los días y sólo le han dado largas a esta queja que interpondrían ante la Junta de Coordinación Política (Jucopo). De fuentes muy confiables nos comentan que el asunto lo detuvieron desde tercer piso de Palacio de Gobierno, debido a que Cruz Castro los amenazó con echar mano del prestigioso despacho de abogados del excandidato a la presidencia de la República, Diego Fernández de Ceballos, pero no paró ahí, el panista aseguró que en caso de ser destituido interpondría un recurso de juicio para la protección de los derechos políticos electorales y que con esto en menos de un mes el Tribunal Estatal Electoral lo regresaría a la presidencia de la Mesa. Pero no quedó ahí, otra de las razones porque lo pararon desde la oficina del gobernador fue porque ya no están dispuestos a hacerle la campaña al exaspirante a la gubernatura de Sinaloa, amén de las tundas que les estaba dando a los priistas en el Congreso.

Tambien te puede interesar