Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

La Glorieta

Por: La Glorieta La Glorieta

Sin tierras ni programas de vivienda. El Instituto de Vivienda de Sinaloa es una dependencias acéfala que para muchos solo sirve para que el personal y el titular de la misma, Salvador Reynosa Garzón, estén cobrando un salario. Si una familia con necesidad de vivienda o un terreno acude a esta dependencia, solo pierde el tiempo porque los mandan al Instituto Municipal de Vivienda o a la Sedatu, en donde tampoco hacen mucho. Para sentirse activo, de acuerdo con personal, Reynosa Garzón acude a los eventos de la CMIC o a todos los que hace la secretaria de Desarrollo Sustentable, Martha Robles Montijo, porque en su oficina simplemente no hay nada que hacer.

Solo marearon. Pese a que se dijo que un gran equipo de Gobierno del Estado, así como del Ayuntamiento, andaba buscando de dónde provenían los malos olores que invaden y provocan molestias en los distintos puntos de la ciudad, hasta el momento nadie ha dicho nada. Para muchos ciudadanos, esto solo habla de la ineficiencia de los funcionarios responsables de dar con el causante del mal olor, como el titular de Desarrollo Urbano del gobierno municipal, Manuel Ochoa. ¿O será que este funcionario cubre a alguien? Esto porque no se atreve a decir de dónde proviene la peste. ¿Acaso cubrirá a alguien a quien le debe el favor de ocupar el puesto que tiene? Ojalá que este funcionario se ponga a trabajar y no le tiemble la mano para sancionar al causante de los malos olores.

Malas practicas. Además de deberle al IMSS y a otras dependencias gubernamentales, ahora resulta que el Ayuntamiento de Navolato le está descontando una fuerte cantidad a los agentes policiales por impuestos, pero no lo declara, por lo menos así le dijo el SAT a un grupo de agentes que acudió a la dependencia federal con la esperanza de que les regresaran algo, porque la situación para algunos de ellos es complicada por sus raquíticos salarios, por lo que sería de gran utilidad. Los agentes están dispuestos a irse a paro laboral si no les solucionan este problema. Lo que piden es que, si no declaran, entonces no les estén descontando cada quincena un monto que no saben a qué bolsillo se va.

¿Qué hay detrás? Mientras que el director de Obras Públicas dice que el edificio de nuevo Ayuntamiento ya está terminado, el alcalde Eusebio Lara indicó que no está, y muestra de ello es que no se han podido cambiar. Lo cierto es que en el gobierno estatal no han querido decir qué es lo que le falta a este edificio, que se está deteriorando día con día. Mientras que los gobiernos estatal y municipal no se ponen de acuerdo, los usuarios del Ayuntamiento y el personal están pagando las consecuencias, pues el mismo ya no es funcional. Personas mayores o con discapacidad no pueden subir a presidencia, además de que el edificio está muy deteriorado.

Obras que valen la pena. Muy buena acción realizaron los agentes de la Policía Municipal, quienes no la pensaron dos veces y al considerar que un menor estaba en riesgo entraron a un domicilio para rescatarlo. Esto porque estas acciones son pocos conocidas o difundidas, y gracias a esta acción dos menores de edad están sanos y salvos en la Casa Cuna del DIF Sinaloa. También, ¿por qué no decirlo?, fue buena acción de los vecinos del sector por denunciar lo que estaba pasando, pues hacer una llamada al servicio de emergencias en muchas ocasiones puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte de un niño. Ahora, ojalá que la Secretaría de Salud y la Fiscalía hagan la parte que les corresponde y le brinden a la madre de los niños el tratamiento médico, ya que puede verse que sufre de inestabilidad emocional. También que se tenga mucho cuidado acerca de a qué familiar se entregarán los niños porque, si no hicieron nada antes, difícilmente lo harán ahora.