Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

La Glorieta

Por: La Glorieta La Glorieta

Huelgómetro. Los morenistas cumplieron tres días de plantón en el Palacio Municipal de Culiacán, e iniciaron el “huelgómetro”, donde llevarán la cuenta de los días y horas que llevan en protesta por los nombramientos de priistas en el gabinete de Jesús Estrada Ferreiro. El movimiento que inició para apoyar a María Antonieta Rojo, para que fuera designada como directora del Instituto de Cultura de Culiacán, ahora busca la salida de Estrada Ferreiro del Ayuntamiento. Lo curioso es que estas personas que están vinculada al área cultural tengan mala ortografía, porque en uno de los carteles que han pegado escribieron: “Fuera el PRI del Ayuntamiento de Culiacán Viba AMLO!”; además de que su demanda se enfoca en el reparto de cargos públicos. Incluso López Obrador no nombró a puros morenistas en su gabinete, sino a especialistas en las diferentes áreas; porque una vez que llegan al poder deja de tratarse de partidos, sino de ciudadanos con capacidades; porque el repartir volantes y pedir el voto por algún candidato no da el derecho a nadie de trabajar en un gobierno. Esta lucha ya se ha tornado más en intereses personales y de grupos, y no por velar por la ciudadanía, lo cual se puede hacer sin necesidad de un puesto público.

Incongruencia. Otro que está molesto y ha manifestado su enojo por redes sociales por no haber sido nombrado como director del Instituto Municipal del Deporte en Culiacán es Jorge Sato, quien fuera candidato a diputado local del Distrito 18 por el Partido Verde Ecologista de México. Él había presumido su amistad con el alcalde Jesús Estrada Ferreiro; y algunos amigos de él, también deportistas, lo habían nominado como candidato. ¿Qué mérito tiene Jorge Sato para exigir este puesto? Si bien es deportista y ha apoyado al deporte en el municipio, pero fue candidato de otro partido, que fue en coalición con el PRI y Nueva alianza para la Presidencia de la República y municipal, y durante la campaña pidió el voto a favor de Jesús Valdés Palazuelos, porque presumía su amistad; aunque abiertamente no apoyaba a José Antonio Meade ni a los demás candidatos del PRI. Ahora critica que Jesús Estrada no confía en la gente de Morena para desempeñar puestos claves en el Ayuntamiento; y afirma que los nombramientos de priistas es pago de cuotas. Moraleja: ser amigo del presidente no te garantiza un cargo público; y si no te dan hueso, por algo será.

Irrespetuoso. La sesión ordinaria de ayer en el Congreso del Estado se había desarrollado con tranquilidad, y a pesar de los tres grupos de manifestantes, la civilidad se mantuvo casi en toda la sesión; incluso Graciela Domínguez y Sergio Jacobo, coordinadores de las bancadas de Morena y PRI, respectivamente, se saludaron muy cordialmente y se trataron amistosamente durante la sesión, como si el Primor por fin hubiera llegado al Legislativo. Todo iba bien hasta que se discutió la propuesta de punto de acuerdo sobre la basificación de trabajadores del sector de la salud en Sinaloa, y que la priista Guadalupe Iribe Gascón subió a defender lo que se había hecho con anterioridad. En respuesta a esta postura, el legislador de Morena Marco Antonio Zazueta Zazueta subió a tribuna y rompió la civilidad y cordialidad del debate, con gritos e insultos contra la priista y el resto de sus compañeros, provocó que la discusión subiera de tono; y muy en ello advirtió que no le importa que les moleste el tono y la forma en que les dice las cosas. Por alusiones, Faustino Hernández y Guadalupe Iribe le respondieron y pidieron respeto; y posteriormente Zazueta Zazueta volvió a subir a tribuna y se disculpó por el tono en que le habló a la priista. Al término de la sesión se les acercó para reafirmar sus disculpas. No es la primera vez que el apasionamiento del diputado morenista llega a los gritos e insultos, porque hay formas de debatir con altura y respeto.

Huelga. El sindicato de trabajadores de la Universidad Autónoma de Sinaloa entregó ayer el pliego petitorio y el emplazamiento a huelga a las autoridades universitarias, en donde les solicitan un incremento salarial del 20 por ciento directo al salario, y del 5 por ciento en prestaciones. Una pretensión demasiado elevada, cuando los aumentos de los últimos años han sido mucho menores, y se toma como base lo autorizado en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Las negociaciones entre sindicato y autoridad universitaria han iniciado, y la posible fecha de estallamiento a huelga sería el 14 de diciembre.