Opinión

LA GLORIETA

Por  La Glorieta La Glorieta

Va de nuevo. Una vez que terminó el conflicto con los comerciantes del corredor gastronómico Bacurimí-Culiacancito, al llegar a un acuerdo para no obstruir las banquetas, sin tener que retirar tejabanes o estructuras, los inspectores del Ayuntamiento de Culiacán ahora se fueron contra los comerciantes del sector Barrancos, y los primeros fueron los vendedores que se instalan en la banqueta afuera de la iglesia que está en el bulevar Benjamín Hill, con la justificación de que obstruyen el paso de los peatones. Los nuevos afectados por las acciones del Gobierno municipal, que encabeza Jesús Estrada Ferreiro, comentaron que pidieron tiempo para reubicarse, pero los servidores públicos del municipio llegaron el viernes con sus herramientas, y se les retiró la infraestructura que tenían colocada para vender sus productos. Los comerciantes aseguran que están dejando de trabajar y de ganar honradamente el ingreso para mantener a su familia, y consideran esta medida —autorizada por Estrada Ferreiro— como injusta, y piden que les den la oportunidad de trabajar.

Sin aumento. Quienes están muy molestos con el alcalde de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro, son los policías municipales, porque este año no les han autorizado un aumento de sueldo y, según lo que comentaron ellos mismos, ya les dijeron que no les darían. Ayer se puso en marcha la Semana Cultural y Deportiva por el Día del Policía, con la entrega de reconocimientos a los agentes con 25 años o más de servicio, los policías gritaban al unísono “Aumento, aumento, aumento” en el teatro del Modular Inés Arredondo. Pero el gran ausente en el evento fue Estrada Ferreiro, quien se fue a Los Cabos para acudir al evento del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador; y en su representación acudió el secretario del Ayuntamiento, Othón Herrera y Cairo, quien se comprometió con los agentes a darle la petición al presidente municipal, quien desde que llegó al Palacio Municipal ha retirado estímulos y beneficios que antes tenían los policías municipales, así que tienen pocas esperanzas de obtener un incremento salarial este año.

Priistas. En el típico evento priista con música de banda, acarreo de líderes de colonias, muchos militantes apoyando —muchos de ellos en la banca—, la diputada local Gloria Himelda Félix Nieblas se registró ayer por la mañana, y un par de horas después fue electa y se le tomó protesta como dirigente estatal de la Confederación Nacional de Colonias Populares (CNOP), en un proceso exprés, pero sin la gran convocatoria que han tenido otros eventos en el PRI. Parte de este desaire es por la inconformidad que hay entre los priistas por las formas en que siguen dirigiendo al partido, sin tomarlos en cuenta, por reciclar cuadros en puestos importantes del partido y por no darle oportunidad a más jóvenes. Félix Nieblas, además de ser legisladora, hasta apenas el jueves era presidenta del Movimiento Territorial del PRI en Sinaloa, pero ese mismo día se le venció el periodo. Y con toda la trayectoria política que tiene, en el priismo quieren que le den oportunidad a otras personas que siempre han sido relegadas en la toma de decisiones; y en estos tiempos, donde los espacios son menores, alguien ocupe un cargo de elección y uno partidista.

Doble cargo. Y hablando de priistas con doble cargo, Paola Iveth Gárate Valenzuela rindió protesta el pasado 1 de febrero como directora general del Centro Estatal de Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia con Participación Ciudadano, del Secretariado Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública; pero, cuatro meses después, se mantiene como presidenta del Instituto Reyes Heroles de Sinaloa, organismo del Partido Revolucionario Institucional. Por ley, ningún funcionario público puede ocupar un cargo partidista, pero sí tiene derecho a participar en actividades partidistas después de las 18:00 horas y los fines de semana, que es considerado como horario fuera de la jornada de trabajo. Lo que significa que Paola Gárate debería renunciar a alguno de los dos cargos que ostenta.